Una mujer murió de manera violenta cada dos horas en América Latina en 2022

Al menos 4050 mujeres fueron víctimas de feminicidio en América Latina y el Caribe en 2022, lo que significa que cada dos horas una mujer murió de manera violenta por razones de género en la región, según los datos del Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe.

El Observatorio, una iniciativa de la Comisión Económica para América Latina y el Chttps://oig.cepal.org/esaribe (CEPAL), especificó que esos crímenes ocurrieron en 26 países y territorios de la región que reportaron información.

Los datos revelan que más del 70% de las víctimas de feminicidio en 2022 tenían entre 15 y 44 años, un 4% tenía menos de 15 años y un 8% tenía de 60 años en adelante.

En siete países, al menos 400 menores de edad y otras personas dependientes perdieron a su madre o cuidadora a causa del feminicidio en 2022

Honduras registra la tasa más alta, Cuba la más baja

Los números desagregados también muestran que Honduras fue el país con la tasa más alta de feminicidios, con seis por cada 100.000 mujeres. Le siguieron República Dominicana, con 2,9; y El Salvador y Uruguay, con 1,6. 

Las naciones con menos de una víctima por cada 100.000 mueres fueron Puerto Rico, Perú, Colombia, Costa Rica, Nicaragua y Chile. Cuba tuvo la tasa más baja de la región con 0,3.

El secretario ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs, reiteró una vez más que América Latina y el Caribe tiene el deber de prevenir y eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

“No nos cansaremos de repetirlo. (…) Es inaceptable que más de 4000 mujeres y niñas sean asesinadas cada año en nuestros países por razones de género”, declaró Salazar-Xirinachs, en vísperas del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer conmemorado cada 25 de noviembre.

Madres mexicanas cuyas hijas han sido víctimas de feminicidios exigen justicia.

Primavera Díaz

La violencia feminicida persiste pese la mayor conciencia pública

El estudio explicó que las variaciones de los crímenes contra las mujeres en cada país son pequeñas y no reflejan dinámicas sostenidas de incremento o reducción, por lo que no se puede determinar una tendencia con relación a las tasas de feminicidio.

En cambio, enfatiza el documento, sí se puede afirmar que la violencia feminicida se mantiene en la región pese a que hay una mayor conciencia pública al respecto, al igual que avances legislativos, respuesta estatal y progresos en la medición.

Expresión extrema de desigualdad y discriminación

El feminicidio es la expresión extrema de la desigualdad, la discriminación y las múltiples formas de violencia contra las mujeres y las niñas, aseveró la CEPAL.

Las encuestas nacionales especializadas de diez países de la región muestran que entre el 42% y el 79% de las mujeres (en torno a dos de cada tres) han sido víctimas de violencia por razones de género en distintos ámbitos. 

Además, 88 millones de mujeres mayores de 15 años en la región, o una de cada tres, han sido víctimas o viven violencia física o sexual por parte de un perpetrador que era o es su pareja, lo que conlleva el riesgo de la violencia letal, según ha advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Los matrimonios y uniones infantiles, tempranas y forzadas son una práctica nociva y una manifestación de violencia de género persistente y extendida en la región que afecta al 20% de las niñas. 

Se precisan respuestas estatales contundentes

“La violencia feminicida se puede prevenir con respuestas estatales integrales y contundentes. Se necesitan con urgencia transformaciones profundas para garantizar que las mujeres y las niñas de nuestra región puedan vivir vidas libres de violencia”, subrayó Salazar-Xirinachs.

La CEPAL recalcó que para prevenir la violencia feminicida se requiere también fortalecer los datos relativos a la existencia de denuncias previas de violencia o medidas cautelares que permitan evaluar y actuar frente al riesgo y así evitar las muertes violentas por razones de género. 

Los Estados latinoamericanos y caribeños deben ampliar las asignaciones presupuestarias e invertir para fortalecer las políticas contra la violencia de género con nuevas estrategias para responder a las distintas manifestaciones de violencia, como, por ejemplo, la violencia de género en medios digitales, alertó la CEPAL.

El Secretario General de la ONU participa en la campaña ÚNETE

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, quien se encuentra en Chile, participó en una de las actividades de conmemoración y visibilización que el sistema de la ONU en el país realiza cada año en el marco de la Campaña ÚNETE para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres antes de 2030.

La iniciativa, lanzada en 2008, insta a los gobiernos, la sociedad civil, las organizaciones de mujeres, los jóvenes, el sector privado, los medios de comunicación y todo el sistema de las Naciones Unidas a unir fuerzas para prevenir y eliminar la pandemia de violencia contra las mujeres. El tema de este año es “¡ÚNETE! Invierte para prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas”.