Un total de 68 alumnos de las cinco provincias de la región inician esta semana el XXXVI curso de formación inicial para policías locales

Un total de 68 alumnos de las cinco provincias de la región inician esta semana el XXXVI curso de formación inicial para policías locales

Un total de 68 alumnos procedentes de las cinco provincias de la región han iniciado esta semana la trigésimo sexta edición del curso de formación inicial para policías locales que, un año más, se desarrolla en la Escuela de Protección Ciudadana, organismo dependiente de la Consejería de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital.
 
La apertura del curso estuvo presidida por el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, quien destacó la calidad de la formación que se ofrece en la Escuela, basada sobre todo en la experiencia acreditada por los profesores que imparten en ella sus conocimientos
 
Los integrantes de esta XXXVI edición son todos aquellos aspirantes a plazas de policía local, que han superado la fase de oposición de sus ayuntamientos respectivos y que recibirán, a través de este curso básico, la formación necesaria para iniciar y desarrollar su trabajo en los cuerpos policiales municipales. En esta edición, 13 de los 68 aspirantes al curso básico de policía local son mujeres, lo que supone el 19 por ciento de los aspirantes.
 
La formación tiene como fin que el alumnado adquiera la competencia profesional necesaria para llevar a cabo su labor policial, de acuerdo con el ordenamiento jurídico vigente y los procedimientos establecidos con el objetivo de satisfacer las necesidades de los ciudadanos, en materia de protección, auxilio y seguridad, velando por el cumplimiento de la legislación penal y normativa administrativa.
 
Un curso básico de 1.700 horas de duración
 
Para ello, durante las 1.700 horas que componen el curso básico, se abordarán un total de diez módulos compuestos por formación jurídica, técnico policial, policía judicial, tráfico y seguridad vial, policía administrativa, conocimientos psicosociales y de policía comunitaria, emergencias, y tiro policial, entre otras, finalizando el curso con prácticas en sus centros de trabajo.
 
Así, los 68 alumnos proceden de los ayuntamientos albaceteños de Hellín y la propia capital; de los ciudadrealeños de Argamasilla de Alba, Argamasilla de Calatrava, Bolaños de Calatrava, Daimiel, Puertollano, Valdepeñas, Villanueva de la Fuente y Villarta de San Juan; los conquenses de Quintanar del Rey, San Clemente y Tarancón; los alcarreños de Cabanillas del Campo y Villanueva de la Torre; y los toledanos de Borox, Pantoja, Quintanar de la Orden, Talavera de la Reina, Urda, Yeles, Yuncos y la propia capital regional.
 
De todos los aspirantes que han comenzado esta formación inicial, procedentes de localidades de las cinco provincias de la región, 13 de ellos son mujeres.
 
El curso se compone de 1.700 horas durante las que se abordan un total de diez módulos que abarcan áreas como: formación jurídica, técnico policial, policía judicial, tráfico y seguridad vial, policía administrativa, conocimientos psicosociales y de policía comunitaria, emergencias y tiro. Finalizan con prácticas en sus centros de destino.