Tribuna Complutense

Texto: Cristina Saura, Fotografía: Shutterstock (bajo licencia) / Gráfico: Comisión Europea – 24 abr 2024 09:17 CET

El pasado 27 de marzo la Comisión Europea presentó un nuevo Paquete de propuestas en materia de Educación Superior, convirtiendo esta fecha en un momento clave para el desarrollo del Espacio Europeo de Educación (EEE, en inglés European Education Area), que debería estar en pleno funcionamiento en 2025 y cuya meta, en lo que se refiere a formación universitaria, es acelerar su transformación “para hacerla mucho más abierta, inclusiva y de calidad para todos”, según la propia Comisión. El paquete fue anunciado por la presidenta Von der Leyen en su discurso sobre el estado de la Unión de 2023, y forma parte del programa de trabajo de la Comisión para 2024.

La Comisión quiere así impulsar la cooperación transnacional entre instituciones de educación superior, con el objetivo último de instaurar el título europeo (European Degree): “Esto –afirmó el 27 de marzo Illiana Ivanova, comisaria de Investigación, Cultura, Educación y Juventud- beneficiará a los estudiantes y a la comunidad de la enseñanza superior, al impulsar la movilidad educativa dentro de la UE y mejorar las capacidades transversales de los estudiantes. Ayudará también a satisfacer la demanda del mercado laboral, atrayendo a estudiantes de todo el mundo e impulsando la competitividad europea”. Junto a ella, el vicepresidente de la Comisión Margaritis Schinas aseguró que tras hitos tan importantes como Schengen, Erasmus, el mercado único o la adopción del Euro, el título universitario europeo será el próximo gran paso en el proceso de afianzamiento de la Unión.

Uno de los claros objetivos de este paquete, que incluye tres iniciativas diferenciadas, es facilitar el trabajo que están llevando a cabo las alianzas europeas de universidades como Una Europa, de la que la Universidad Complutense es socia fundadora. Con otras cinco alianzas, Una Europa ha constituido un consorcio llamado ED-AFFICHE. Juntas han colaborado, durante el último año, para aportar su experiencia y recomendaciones, con el objetivo de eliminar los obstáculos jurídicos y los problemas administrativos o de interoperabilidad a los que se enfrentan las alianzas de universidades a la hora de crear títulos conjuntos de Grado, Master o Doctorado.

Las tres iniciativas que conforman este paquete incluyen una Comunicación relativa a un plan general para la obtención del título europeo, una propuesta de Recomendación del Consejo sobre un Sistema Europeo de Garantía de Calidad y Reconocimiento en la Enseñanza Superior (que invita a los Estados miembros a simplificar y mejorar sus procesos y prácticas de garantía de la calidad) y, por último, otra propuesta de Recomendación del Consejo para atraer y retener el talento en la enseñanza superior y conseguir carreras más atractivas y sostenibles. Ahora deben pasar por la aprobación del Consejo y, a continuación, serían los Estados Miembros de la UE (ya que la competencia en Educación es suya) y los gobiernos regionales los que deberán implementar estas recomendaciones y propuestas, si así lo consideran.

Convertir el título paneuropeo en una realidad

El plan general para la obtención una titulación europea se ha nutrido de seis proyectos piloto auspiciados por el programa Erasmus+, en los que participan más de 140 instituciones de educación superior de toda la UE. Uno de ellos es el mencionado ED-AFFICHE, coordinado por Una Europa, que reúne a seis alianzas y representa a 51 instituciones de enseñanza superior de 22 países, en las que estudian o trabajan cerca dos millones de personas. Durante el último año, sus expertos -en colaboración con 19 ministerios de Educación, 15 agencias de calidad y acreditación, patronales y asociaciones de estudiantes- han explorado los obstáculos para ofrecer programas conjuntos transnacionales en Europa. Fruto de este trabajo, su contribución a la hora de dar forma al Paquete de Educación Superior y a sus distintos documentos ha sido muy apreciada y tenida en cuenta. Ahora, el consorcio hace un llamamiento a la Comisión Europea para que vaya más allá y asuma un papel proactivo y decidido en la coordinación de la colaboración entre todas las partes del EEE implicadas. Para ellos, que la Comisión lidere y garantice que todos los actores clave permanezcan comprometidos en el proceso es lo que llevará a buen puerto la teoría presentada el 27 de marzo y convertirá el título europeo en una realidad.

En el comunicado emitido por ED-AFFICHE, el consorcio explica que ha identificado los pasos necesarios para lograrlo. El más inmediato sería que la Comisión dé continuidad a la colaboración iniciada con todos los proyectos piloto. El plan general ya contempla acciones concretas, como la creación, prevista para 2025, de un laboratorio de políticas para avanzar en la implementación del título; la celebración de un foro anual monográfico o la renovación del apoyo de Erasmus+ a los Estados miembros y las universidades en este capítulo. ED-AFFICHE agradece el compromiso de la Comisión Europea y su intención de facilitar el camino para la creación de titulaciones conjuntas, pero recuerda que quedan importantes cuestiones por resolver. La principal: saber cómo asumirá y apoyará la colaboración y el diálogo entre los principales interesados que ya han establecido proyectos piloto de experimentación, como ED-AFFICHE, y cómo se incorporará la experiencia adquirida a través de estos proyectos en el futuro.

En palabras de Kurt Willems, profesor de Derecho de la Educación en la Universidad KU Leuven y coordinador de ED-AFFICHE, “Sea lo que sea finalmente el título europeo, debe ser significativo y ambicioso. Vemos necesaria una coordinación sólida por parte de la Comisión Europea, que garantice la cooperación entre los países y gobiernos para desarrollar unos necesarios instrumentos de financiación, basarse en herramientas existentes como el Proceso de Bolonia y el Enfoque Europeo y garantizar un impacto más allá de los Estados miembros, que alcance a todo el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES)”.

ED-AFFICHE ha recopilado la opinión de más de 2.500 estudiantes europeos, que serán también los principales beneficiarios de las titulaciones conjuntas, para asegurar que su voz se incorpore al proceso. Rita Dias, presidenta de la Red de Estudiantes Erasmus (ESN), asegura que “ha sido un privilegio participar y contribuir a dar forma a una de las políticas de educación superior más ambiciosas de nuestro tiempo, que esperamos beneficie pronto a millones de estudiantes”.

Habida cuenta de la diversidad de los sistemas europeos de enseñanza superior, la Comisión propone un enfoque gradual para que los Estados miembros avancen hacia una titulación europea por dos posibles caminos:

  • Una etiqueta o sello europeo preparatorio, que aportaría un claro valor, y se concedería a los programas de titulación conjunta que cumplan los criterios europeos propuestos.
  • El título europeo: Basado en criterios comunes y anclado en la legislación nacional, sería concedido conjuntamente por varias universidades de diferentes países o, posiblemente, por una entidad jurídica europea creada por dichas universidades: los estudiantes recibirían una «titulación europea» que se reconocería automáticamente en toda la UE.

El profesor Willems ha señalado: “Creemos que la diferencia entre el camino hacia una etiqueta y el camino hacia un título podría ser menor de lo que se piensa: ambos requieren una coordinación sólida por parte de la Comisión Europea y, sin duda, ambos necesitan de orientación para que el marco legal nacional o regional faciliten la etiqueta o el título. Ambos requieren el acuerdo de los Estados miembros. Esto, siempre y cuando la Comisión abogue por una visión ambiciosa para la etiqueta europea, otorgándole un mayor significado legal, que es lo que ED-AFFICHE defiende”. El consorcio del que forma parte Una Europa recomienda a la Comisión las siguientes medidas:

  • Integrar el título europeo con los procesos de aseguramiento de calidad ya existentes a través de Bolonia y del Enfoque Europeo, lo que fomentará su coherencia y su efectividad.
  • Desarrollar mecanismos de financiación directamente vinculados al título europeo, que prioricen la inclusividad y el avance de programas de alta calidad.
  • Establecer y actualizar continuamente una base de datos de obstáculos legales a superar.
  • Visibilizar, mediante una estrategia específica, a los programas que reciban la etiqueta.

ED-AFFICHE anima enérgicamente a la Comisión Europea a aprovechar sus logros y experiencia para ampliar y profundizar la colaboración entre los actores clave, desde las universidades hasta los Estados miembros, desde las agencias de aseguramiento de la calidad hasta los empleadores, y juntos consolidar el título europeo como una realidad, en beneficio de los estudiantes de Europa.

Si quieres Más información:

Sitio web específico de la Comisión sobre el título europeo

Ficha informativa sobre el título europeo

Todos los informes y recomendaciones elaborados por ED-AFFICHE

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies