‘Through the Graves the Wind Is Blowing’, una reflexión sobre el neofascismo y el turismo de masas que mezcla ficción y documental

El actor Ivan Peric charlará hoy jueves 25 de abril con el público que asista a la sala 6 de Cine Yelmo Las Arenas para disfrutar de la película con la que el director Travis Wilkerson regresa a la «Sección Oficial» del Festival donde ya compitió en 2022

El film volverá a proyectarse mañana viernes 26, a las 20:30 horas

Las Palmas de Gran Canaria, jueves 25 de abril de 2024. Through the Graves the Wind Is Blowing (Travis Wilkerson, EE.UU., 2024, 84 min.) es «un híbrido» que mezcla ficción y documental con toques de humor negro que aborda la relación con el fascismo y la problemática del turismo de masas en Croacia. Una metáfora perfecta de un país abocado a lidiar con su conflictiva historia que recala en la competición oficial del 23.º Festival Internacional de Cine de Las Palmas de Gran Canaria tras pasar por la Berlinale, donde gozó de «gran acogida», según Ivan Peric, cineasta reconvertido en actor para esta película que conversará sobre la película con el público que acuda la tarde de este jueves 25 de abril, a las 18:00 horas, a la sala 6, Cine Yelmo Las Arenas.
Mañana viernes 26 de abril, a las 20:30 horas en la sala 7 del citado cine, también se podrá disfrutar del último pase del largometraje que aborda la situación tras la desintegración de Yugoslavia y la huella que este acontecimiento dejó en la ciudad de Split. Allí se localiza el film en el que Peric se mete en la piel de un detective con quien comparte nombre que investiga el asesinato de varios turistas que narra a un director de cine interesado en la situación del país —encarnado por el propio Wilkerson—. Entre ellos, se establece un diálogo que intercala presente y pasado a través, también, de las imágenes.
«Travis tiene un estilo muy peculiar que se basa mucho en la narrativa. Es una persona con mucho talento que consigue mezclar muy bien esas imágenes con la narración y, al final, termina teniendo una mezcla que resulta incluso divertida en la que se alternan temas serios como el neofascismo con la comedia», ha apuntado el protagonista del film cuyo resultado se ajusta a lo que el director y él pretendían: conectar todos esos puntos «de una manera poco habitual».
Además del auge de los nacionalismos extremos, el turismo de masas y de cómo este afecta a la vida de los locales de la ciudad es otra de las cuestiones presentes en el largometraje que conjuga elementos de ficción con hechos reales para el cual, cuenta Peric, “no tenían un guion como tal”, sino que parte del texto lo improvisaban conforme rodaban la película que surgió de la amistad entre ambos cineastas forjada en Croacia durante la pandemia de la manera «más graciosa».
Y es que los profesionales del cine se conocieron a través del encuentro fortuito de sus esposas en un supermercado: el logotipo del Festival de Rotterdam conectó a ambas mujeres que hablaron de la profesión de sus maridos. Fue a partir de ese vínculo cuando Wilkerson le propuso hacer la obra que, en un principio, estaba prevista que fuera interpretada por un reparto de actores y actrices mayor. No obstante, el viaje a China por trabajo que tuvo que hacer el director estadounidense aceleró y redujo el tiempo de rodaje, por lo que decidieron que fuera Peric quien diera vida al detective protagonista.
Una decisión que ha dotado a la obra de elementos autobiográficos que inspiraron al personaje que Peric interpreta, entre otros motivos, porque Split es también su ciudad natal en la que ha sido testigo directo de muchos de los acontecimientos recogidos en el trabajo con el que Travis Wilkerson regresa al Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria, donde ya compitió en el mismo apartado en 2022 con Nuclear Family.
Through the Graves the Wind Is Blowing, —título que tomado de la canción The Partisan de Leonard Cohen—, se ha visto por primera vez en España en el marco del Festival tras pasar por la Berlinale en donde Ivan Peric considera que tuvo una buena acogida por parte del público. «Se trata de algo poco común. El film está cargado de esvásticas por todos lados, hay simbología nazi y, eso tuvo su origen en Alemania», país en el que ha recordado que «por desgracia, también hay organizaciones de tipo neonazi que están en auge». A pesar de ello, «veíamos cómo la gente respondía favorablemente y se reía en las partes divertidas».

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies