Política Territorial somete a consulta pública la declarac…

El expediente opta por la figura de protección de sitio de interés científico para este espacio ubicado en el municipio de Arucas, en Gran Canaria

La Consejería de Política Territorial, Cohesión Territorial y Aguas del Gobierno de Canarias acaba de someter a consulta pública el expediente para declarar como espacio natural protegido Lomo Riquiánez, en el municipio grancanario de Arucas. Se trata, según ha explicado el director general de Ordenación del Territorio, Onán Cruz, de un expediente que se inició en 2020 a solicitud del  ayuntamiento de Arucas y que es fruto de “varios procesos de participación ciudadana y ante otras administraciones, un expediente que hemos impulsado en los últimos meses para contar con la memoria y anexos de la propuesta y ponerlos a disposición pública durante dos meses”.

Se puede acceder a la consulta pública a través del siguiente enlace:  https://www.gobiernodecanarias.org/planificacionterritorial/materias/exposicion-de-planes-y-normas/red-canaria-de-ENP/index.html

El espacio comprende 306,6 hectáreas y serán objeto de protección formaciones naturales y especies endémicas de ambientes termófilos, vinculadas a hábitats de interés como los palmerales, acebuchales y granadillares. Especialmente serán de interés para proteger brezales en regeneración, que están presentes en las laderas intermedias y parte alta del espacio.

Tras anteriores periodos de consulta y un estudio en profundidad del expediente, ha explicado Cruz, se ha optado por otorgarle la figura de protección de sitio de interés científico, dado que las aportaciones de la ciudadanía y colectivos permite decidir que esta figura es la que mejor se ajusta a los objetivos de protección, mantenimiento y restauración de los hábitats de interés que alberga, así como la posibilidad de desarrollar una gestión de intervención en aspectos naturales y seminaturales de sus ecosistemas.

El expediente pretende también recuperar alguno de sus elementos naturales, así como una posible intervención a través de medidas de gestión activa. También, siempre y cuando no resulten contrarios a la finalidad de la protección, habrá de regularse los usos permitidos como el mantenimiento de usos y aprovechamientos tradicionales existentes y el desarrollo de los objetivos de uso público o educación ambiental.

El trámite fue iniciado por el propio Ayuntamiento en 2019, con la solicitud formal al Gobierno de Canarias de la declaración y su inclusión en la red canaria de espacios naturales. En 2020 se inicia de manera formal, previa consulta a otras administraciones, y en una primera fase de consulta pública, celebrada entre 2020 y 2021.

Una vez finalizada esta consulta, se recibieron un total de 22 aportaciones que tenían que ver con la regulación del uso deportivo en la zona, la compatibilidad del uso residencial y vacacional o la inclusión de valores en presencia tales como las charcas y restos con valores arqueológicos o etnográficos, y que fueron convenientemente introducidas en el documento.

En definitiva, según ha explicado Cruz, se trata de un expediente que “se ha venido trabajando a través de diálogo tanto con la ciudadanía como con el resto de administraciones, y que ahora vuelve a someterse a información pública, como paso previo antes de su aprobación definitiva”.

Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies