Montañés: “Trabajamos para que Canarias cuente con técn…

El director General de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático mantiene un encuentro con los Consejos Insulares de Agua de las islas para establecer líneas de colaboración en la formación del personal técnico

Esta colaboración se enmarca dentro del Plan de Acción para la gestión de vertidos en el que ya está trabajando la Consejería

El director general de Transición Ecológica y Energía del Gobierno de Canarias, Ángel Montañés, lidera una reunión con los Consejos Insulares de aguas de los siete cabildos del archipiélago, con el objetivo de entablar vías de colaboración entre los equipos técnicos de los Consejos Insulares y la administración regional.

El objetivo de estas reuniones es conocer las dificultades a las que tienen que hacer frente y crear sinergias que contribuyan a mejorar el mapa de vertidos del archipiélago.

Montañés ha explicado, en el marco de este primer encuentro, que “dentro del Plan de Acción para la gestión de vertidos en el que está trabajando la Consejería de Transición Ecológica y Energía, una de las partes fundamentales es la formación a los técnicos, tanto de la administración pública como privada, para poder afrontar esta problemática y ofrecer a las entidades locales asesoramiento en materia de vertidos Tierra-Mar”.

“Estamos dialogando con las diferentes administraciones para poder abordar el problema de manera conjunta”, aseguró Montañés, anunciando además que “la colaboración pretende involucrar también a las universidades canarias y al resto de entidades que trabajan en el Ciclo Integral del Agua en Canarias”.

Futuro Plan de Acción para la gestión eficaz de los vertidos tierra-mar

La Dirección General Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático trabaja en la primera fase de redacción del futuro Plan de Acción para la gestión eficaz de los vertidos tierra-mar en Canarias. En dicho plan, se busca, entre otros objetivos, reducir esos vertidos que se encuentran en las islas, así como fomentar la colaboración ciudadana y la modernización de las herramientas empleadas para la identificación de nuevos vertidos.