La Armada continúa su labor en la vigilancia y protección de las aguas de soberanía nacional – Noticias de la Armada – Armada – Ministerio de Defensa

Los patrulleros «Atalaya» (P-74) y «Tagomago» han finalizado sus respectivas Operaciones de Seguridad Marítima (MSO), destacando su compromiso en la vigilancia y protección de las aguas bajo soberanía española.

«Atalaya» en el Estrecho de Gibraltar y Mar de Alborán:

El patrullero de altura «Atalaya» se hizo a la mar el pasado 28 de octubre desde el puerto de Cartagena, embarcándose en una misión integral de vigilancia y seguridad marítima en las estratégicas aguas del estrecho de Gibraltar y mar de Alborán. La encomienda principal fue garantizar la seguridad de los espacios marítimos de soberanía e interés nacional. Además, se integró como apoyo asociado a la Operación Sea Guardian de la OTAN y FRONTEX-INDALO de la UE, destacando la colaboración internacional.

Durante sus labores de conocimiento del entorno marítimo, el «Atalaya» llevó a cabo actividades de verificación y control del tráfico marítimo, supervisión de la actividad pesquera y protección de las líneas marítimas de comunicación en coordinación con el Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima (COVAM). La presencia naval en las proximidades de la isla de Alborán y las plazas de soberanía del norte de África resalta la importancia estratégica de la misión.

En un episodio humanitario destacado, durante el tránsito hacia la isla de Alborán desde el puerto de Málaga, el «Atalaya» interceptó y rescató a 36 personas de una embarcación a la deriva. La dotación del patrullero y el equipo operativo PL2N del Tercio de Levante proporcionaron atención sanitaria, abrigo y manutención a los náufragos, demostrando su compromiso con la seguridad marítima y la protección de la vida humana en el mar.

Después de más de 3.923 millas navegadas en 21 singladuras, el «Atalaya» regresó triunfante a su puerto base en el Arsenal de Ferrol durante la mañana del viernes 17 de noviembre.

«Tagomago» en Aguas del Sur Peninsular, Costa Mediterránea y Baleares:

Por otro lado, el patrullero «Tagomago» desempeñó un importante papel en la vigilancia de la navegación y el tráfico marítimo en las aguas del sur peninsular, extendiéndose desde Huelva hasta las costas de Baleares. Durante el periodo del 5 al 16 de noviembre, el «Tagomago» llevó a cabo operaciones diseñadas para garantizar la seguridad de las comunidades mercante y pesquera, así como para detectar cualquier actividad ilícita en la zona.

Destacando la versatilidad de sus funciones, el «Tagomago» participó en ejercicios conjuntos, incluyendo el lanzamiento de misiles y el desembarco anfibio de DÉDALO-23. En aguas de Menorca, colaboró estrechamente con la Unidad de Defensa de Artillería de Costa (UDACTA) del Ejército de Tierra, fortaleciendo la interoperabilidad y la eficacia en operaciones conjuntas.

Como puerto de descanso, el «Tagomago» hizo escala en la E.N. de Mahón, brindando a la dotación la oportunidad de visitar el despliegue de la UDACTA en la isla. Además, para maximizar la eficiencia en el uso de recursos y optimizar el adiestramiento, se llevaron a cabo diversos ejercicios simultáneamente con la misión de vigilancia permanente.

El 16 de noviembre, después de más de 1.800 millas navegadas en 12 días, el P.A. «Tagomago» atracó en Málaga, su puerto base, completando una de las MSO más largas encomendadas a un patrullero de la clase «Anaga». Preparado y listo para asumir su siguiente comisión, el «Tagomago» resalta la capacidad de los patrulleros españoles para adaptarse a diversos roles y escenarios operativos.

Estas misiones subrayan la importancia de la Armada Española en la seguridad marítima, la respuesta humanitaria en el mar y la defensa de los intereses marítimos nacionales, en y desde la mar.