Israel-Palestina: No me rendiré en mi empeño de lograr un alto el fuego humanitario en Gaza

El Secretario General prometió este domingo que «no se rendirá» en su llamamiento en favor de un alto el fuego humanitario en Gaza, y añadió que la inacción del Consejo de Seguridad está socavando su credibilidad.

La declaración tuvo lugar tras la reunión del viernes del Consejo de Seguridad en Nueva York en la que Estados Unidos vetó una resolución que exigía a Israel y a los militantes palestinos poner fin a los intensos combates en el enclave que estallaron el 7 de octubre con los atentados terroristas de Hamás.

Desde el Foro de Doha que se celebra en Qatar, António Guterres declaró que instó “al Consejo de Seguridad a que presione para evitar una catástrofe humanitaria y he reiterado mi llamamiento para que se declare un alto el fuego humanitario». 

«Lamentablemente, el Consejo de Seguridad no lo hizo, pero eso no lo hace menos necesario. Por tanto, puedo prometer que no me rendiré», dijo a los delegados de la plataforma mundial de Qatar, que reúne a líderes mundiales para debatir sobre seguridad colectiva y otros desafíos.

En su opinión, es necesario reformar un Consejo esclerótico en el que las divisiones entre los miembros permanentes (China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos) sólo han dado lugar a una resolución centrada en la prestación de ayuda.

La igualdad y la solidaridad son esenciales

«Necesitamos un esfuerzo serio para poner al día las estructuras globales, enraizadas en la igualdad y la solidaridad y basadas en la Carta de Naciones Unidas y el derecho internacional», dijo, señalando que las divisiones del Consejo están «socavando soluciones desde Ucrania a Myanmar y Oriente Medio».

Los terribles ataques terroristas de Hamás y el consiguiente «bombardeo incesante» de Gaza, sólo han dado lugar a una resolución «que acojo con satisfacción. Pero ese retraso tiene un coste», añadió.

«Y la resolución no se está aplicando», añadió.

El director de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) también intervino en la conferencia de Qatar y afirmó que la deshumanización de los palestinos ha permitido a la comunidad internacional tolerar los continuos bombardeos israelíes sobre Gaza, que han causado más de 17.000 muertos desde el 7 de octubre.

«No hay duda de que es necesario un alto el fuego humanitario si queremos poner fin al infierno que se vive ahora mismo en Gaza», dijo Philippe Lazzarini.

Débil gobernanza mundial

Frente a otras «fuerzas de fragmentación» que ganan terreno, Guterres afirmó que ahora es el momento de tender puentes y encontrar soluciones compartidas a los retos mundiales. Más allá del Consejo de Seguridad, Guterres afirmó que la gobernanza mundial está fracasando a la hora de gestionar dos amenazas existenciales.

En primer lugar, sobre la catástrofe climática, dijo que se necesita mucha más ambición para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y garantizar la justicia.

«A pesar de las promesas y los compromisos, nuestro clima está en quiebra. Las emisiones están en máximos históricos. Y los combustibles fósiles son una de las principales causas», afirmó y añadió: «Las energías renovables son baratas, limpias e infinitas», y pueden satisfacer la creciente demanda energética mundial sin envenenar el medio ambiente ni asfixiar nuestro planeta.

Instó a las empresas de combustibles fósiles y a quienes las respaldan a utilizar sus enormes recursos para liderar la revolución de las energías renovables. Y del mismo modo instó a los líderes de la COP28 de Dubái a acordar profundos recortes de las emisiones, en línea con el límite de 1,5 grados.

«Este es el único camino no sólo hacia la sostenibilidad climática, sino también hacia la sostenibilidad económica», afirmó el Secretario General.

Los Bancos Multilaterales de Desarrollo deben cambiar su modelo de negocio y conseguir mucha más financiación privada a un coste razonable para que los países en desarrollo inviertan en acción climática y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En segundo lugar, destacó la amenaza que suponen las nuevas tecnologías, afirmando que la Inteligencia Artificial generativa podría aportar soluciones a muchos retos mundiales, pero sin una regulación adecuada, «también nos llevará a aguas profundas y turbulentas».

«Estas tecnologías piden a gritos una gobernanza«, continuó Guterres, lamentando que la IA ya esté potenciando el discurso del odio y la división, permitiendo la recolección de datos y la vigilancia masiva, y exacerbando grandes desigualdades.

Para ayudar a avanzar en la búsqueda de soluciones, ha nombrado un Órgano Consultivo de Alto Nivel sobre IA, compuesto por múltiples partes interesadas, que presentará recomendaciones preliminares a finales de este año. Se reunió en Nueva York la semana pasada.

Cumbre del futuro

Asimismo, afirmó que las reformas de la gobernanza mundial deben basarse en la Declaración Universal y en los valores perdurables de la Carta de las Naciones Unidas.

La Cumbre del Futuro del próximo septiembre es una oportunidad única para tomar estas importantes decisiones.

«Hemos presentado una serie de propuestas a los Estados miembros y espero contar con su compromiso y apoyo», dijo, presentando una lista de tres puntos para la Cumbre:

  • Un Pacto Digital Mundial para mitigar los riesgos de las tecnologías digitales y ayudar a aprovechar sus beneficios
  • Reformas de la arquitectura financiera mundial que permitan a los gobiernos de los países en desarrollo invertir en educación, sanidad, empleo y protección social para su población
  • Reformas del Consejo de Seguridad y una propuesta de Nueva Agenda para la Paz, que ayudarían a prevenir y resolver conflictos, ofrecer equidad y justicia, reequilibrar las relaciones geopolíticas y dar a los países en desarrollo una mayor voz en la escena internacional

«Ahora es realmente el momento de construir un futuro común, de unirnos en torno a soluciones y de transformar nuestro mundo para bien», declaró al concluir su intervención en el Foro de Doha.