Israel-Palestina: Las fuerzas israelíes destruyen un hospital en Gaza, la OMS pide de nuevo un alto el fuego

El hospital Kamal Adwan en el norte de Gaza fue allanado por el ejército israelí durante cuatro días la semana pasada y la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que muchos trabajadores sanitarios fueron detenidos.

El director general de ese organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se pronunció contra la “destrucción efectiva” del centro hospitalario por parte de las fuerzas israelíes durante el fin de semana, que provocó la muerte de ocho pacientes, incluido un niño de nueve años.

«El sistema de salud de Gaza ya estaba de rodillas y la pérdida de otro hospital que funcionaba mínimamente es un duro golpe«, escribió Tedros en la plataforma social X.

Menos de un tercio de los 36 hospitales de Gaza funcionan al menos parcialmente, incluido sólo uno en el norte de la Franja.

“Deben cesar los ataques a hospitales, personal sanitario y pacientes. Alto el fuego AHORA”, insistió Tedros.

Los pacientes debieron “autoevacuarse”

El jefe de la OMS dijo que muchos pacientes de Kamal Adwan tuvieron que autoevacuarse “con un gran riesgo para su salud y seguridad” puesto que las ambulancias no podían llegar a las instalaciones.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) señaló en una actualización que las fuerzas israelíes se retiraron el sábado del hospital y, según informes de los medios, «una topadora militar israelí arrasó las tiendas de campaña de varios desplazados que se encontraban fuera del hospital, matando e hiriendo a un número no confirmado de gente».

Tedros dijo en X que la OMS está «extremadamente preocupada» por el bienestar de las personas desplazadas.

Según OCHA, el Ministerio de Salud palestino en Ramalláh ha pedido una investigación sobre el incidente. OCHA también citó al ejército israelí diciendo que había detenido a 90 personas como parte de la operación y «encontró armas y municiones dentro del hospital».

Información limitada

Debido al apagón de telecomunicaciones e internet en Gaza que comenzó el jueves pasado y continuó durante el fin de semana, OCHA destacó que su última actualización sobre la situación humanitaria en la Franja proporcionó sólo información «limitada» de las últimas 24 horas.

Las autoridades sanitarias de Gaza no han actualizado sus cifras de víctimas desde el inicio del apagón, que en ese momento ascendía a 18.787 muertos y más de 50.000 heridos desde el 7 de octubre.

La Oficina de la ONU informó que continuaron los “fuertes bombardeos israelíes” en toda la Franja durante el fin de semana, en particular en Khan Younis, en el sur, y en varias zonas de la ciudad de Gaza, en el norte.

Se produjeron intensos combates entre las fuerzas israelíes y los grupos armados palestinos en Khan Younis y Rafah, así como el continuo lanzamiento de cohetes por parte de grupos armados palestinos hacia Israel, apuntó OCHA.

Situación desesperada

La situación humanitaria en el territorio palestino sigue siendo desesperada, ya que la mayoría de la población está desplazada, hacinada en una pequeña zona del sur, se enfrenta a condiciones sanitarias terribles y carece de alimentos y agua.

En este contexto, la comunidad humanitaria se mostró esperanzada ante la posibilidad de que aumenten las entregas de ayuda tras el anuncio del viernes sobre la apertura del paso fronterizo de Kerem Shalom entre Israel y Gaza.

Según los informes, el paso se abrió el domingo por primera vez desde el 7 de octubre. Hasta ese momento sólo había estado abierto el cruce con Egipto de Rafah, en el sur de Gaza, desde que se reanudaron las entregas el 21 de octubre.

 «La rápida implementación de este acuerdo aumentará el flujo de ayuda», declaró en su momento Martin Griffiths, coordinador de Ayuda de Emergencia y responsable de OCHA, «pero lo que más necesita la población de Gaza es el fin de esta guerra», enfatizó.