Israel-Palestina: La solución de los dos Estados es el único camino, afirma Guterres ante el Consejo de Seguridad

El Secretario General de las Naciones Unidas declaró este martes en el Consejo de Seguridad que la solución de los dos Estados es la único camino para abordar las aspiraciones legítimas de israelíes y palestinos. 

Los israelíes deben ver materializadas sus legítimas necesidades de seguridad, y los palestinos deben ver realizadas sus legítimas aspiraciones a un Estado plenamente independiente, viable y soberano, en consonancia con las resoluciones de las Naciones Unidas, el derecho internacional y los acuerdos anteriores. La ocupación israelí debe terminar”, señaló António Guterres.

En una reunión en la que estuvieron los ministros de Asuntos Exteriores y embajadores de los 15 miembros del Consejo, e intervinieron los de otros Estados miembros, el funcionario informó sobre las más de 25.000 personas, principalmente mujeres y niños, que han muerto en operaciones lanzadas por las fuerzas israelíes desde el 7 de octubre. 

Asimismo, exigió una vez más la liberación “inmediata e incondicional” de todos los rehenes. 

Entrega de ayuda humanitaria

En cuanto a las operaciones humanitarias, Guterres señaló que 2,2 millones de personas no pueden sobrevivir con ayuda solamente. “Los productos básicos del sector privado deben entrar en cantidades significativas, como lo hicieron durante muchos años antes de los combates actuales”.

El Secretario General hizo referencia también a la falta de seguridad sobre el terreno y a un “engorroso proceso de verificaciones y múltiples rechazos injustificados de artículos que se necesitan urgentemente” por parte de Israel. 

“Necesitamos más puntos de cruce hacia Gaza para reducir la congestión y evitar los puntos de estrangulamiento”, añadió, reiterando, además, su llamamiento a un alto el fuego humanitario.

El Secretario General António Guterres interviene en la reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Oriente Medio, incluida la cuestión palestina.

Foto ONU/Eskinder Debebe

Aumento de las tensiones

El ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Stéphane Séjourné, fue el encargado de presidir la sesión, ya que el país ostenta la presidencia rotatoria del Consejo de Seguridad durante el mes de enero.

La reunión sobre paz y seguridad en Oriente Medio se celebró mientras crece el conflicto más allá de Gaza, con intercambios regulares de disparos entre las fuerzas israelíes y Hezbolá  en el Líbano y un aumento de los ataques aéreos dirigidos por Estados Unidos y el Reino Unido contra los rebeldes hutíes en Yemen, que han estado atacando la navegación en el Mar Rojo como acto de solidaridad con los militantes palestinos.

“Insto a todas las partes a que se abstengan de una retórica agresiva y a que pongan fin inmediatamente a las actividades que puedan exacerbar aún más las tensiones” declaró Guterres al respecto.

Palestina: Es hora de rendir cuentas 

El ministro de Asuntos Exteriores y Expatriados del Estado de Palestina, Riad Al-Malki, interviene en la reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Oriente Medio, incluida la cuestión palestina.

Foto ONU/Eskinder Debebe

A continuación, el ministro de Asuntos Exteriores del Estado Observador de Palestina, afirmó que la guerra en curso es un «esfuerzo premeditado para infligir el máximo dolor a la población palestina» mediante la combinación de tres factores.

En primer lugar, la campaña de bombardeos más salvaje e indiscriminada de la era posterior a la Segunda Guerra Mundial; la destrucción masiva y un cruel asedio que priva a la población de lo esencial para su supervivencia (lo que provoca la propagación del hambre, la deshidratación, las enfermedades, la indigencia y la desesperación) y el desplazamiento forzoso a una escala y velocidad nunca vistas en la historia moderna de prácticamente toda la población palestina de la Franja de Gaza.

Riyad Al Maliki declaró que “ha llegado el momento de rendir cuentas” y de convocar una conferencia internacional de paz para defender el derecho internacional y aplicar las resoluciones de la ONU mediante una acción decidida de todos los Estados y de la Organización.

“También es hora de reconocer y admitir al Estado de Palestina en la ONU”, añadió Al Maliki.

Israel: La expansión del conflicto estaba planeada 

El embajador de Israel, Gilad Erdan, se dirige al Consejo de Seguridad para tratar la situación en Oriente Medio, incluida la cuestión palestina.

Foto ONU/Evan Schneider

El embajador israelí Gilad Erdan, recordando que Israel se retiró de Gaza hace 18 años, afirmó que desde que Hamás fue elegida, ha convertido el enclave en una «máquina de guerra».

“Algunos abogan por un alto el fuego permanente, lo que supondría la permanencia de Hamás en el poder. Eso pondría a Israel en peligro existencial porque Hamás pretende aniquilar a Israel”, declaró.

“Sin embargo, si Hamás entregara a los responsables del ataque del 7 de octubre contra Israel y devolviera a los rehenes, la guerra terminaría de inmediato”, aseguró, añadiendo que defenderían su futuro.

Erdan señaló que la expansión del conflicto estaba planeada y que, sin Irán, los hutíes no tendrían armas para atacar buques en el Mar Rojo. 

“De hecho, todos los países de la región se han visto afectados por Irán, que no se detendrá ante nada para extender su hegemonía”, añadió, señalando también que Albania se vio afectada por un ciberataque iraní.

“Si el Consejo sigue prestando ayuda a Gaza sin tener en cuenta la amenaza iraní, el futuro será muy negro”, concluyó.

Rusia: Ineficacia del Consejo

El ministro de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa, Sergey Lavrov, interviene en la reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Oriente Medio, incluida la cuestión palestina.

Foto ONU/Eskinder Debebe

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, afirmó que el Consejo aún no ha dado una respuesta adecuada para poner fin al conflicto y tomar medidas para evitar una mayor desestabilización de Oriente Próximo debido a la postura de Estados Unidos, que veta las resoluciones de alto el fuego, dando carta blanca para que continúe el castigo colectivo a los palestinos.

La incapacidad del Consejo para actuar ha hecho que el conflicto se extienda por la región, lo que supone nuevos riesgos para la seguridad internacional, como los ataques de Estados Unidos y Reino Unido a Yemen y los de Israel a Siria, señaló Lavrov. 

Tras manifestar su preocupación por el desplazamiento masivo de palestinos, el impacto medioambiental en Gaza de los bombardeos israelíes y la grave falta de acceso a la ayuda humanitaria en medio de un elevado riesgo de epidemias, afirmó que Rusia ha enviado cientos de toneladas de ayuda a la Franja y apoya los esfuerzos de las agencias de la ONU sobre el terreno.

El ministro aseveró que los palestinos deben decidir su futuro por sí mismos, añadiendo que «eso es lo que nuestros colegas occidentales llaman democracia».

Afirmó que Rusia apoyaría una conferencia internacional que pudiera aportar soluciones, incluidas medidas para garantizar la seguridad de Israel, y un sistema de seguridad colectiva en el Golfo Pérsico y en Oriente Medio en su conjunto.

Estados Unidos: La solución de dos Estados, única garante de la paz

La subsecretaria de Estado de Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos de Estados Unidos, Uzra Zeya, interviene en la reunión del Consejo de Seguridad sobre la situación en Oriente Medio, incluida la cuestión palestina.

Foto ONU/Evan Schneider

La subsecretaria de Estado de para la Seguridad Civil, la Democracia y los Derechos Humanos estadounidense declaró que Washington sigue esforzándose por reducir la tensión, y que su delegación apoya a la ONU y su labor. 

No puede haber reubicación forzosa de civiles en Gaza, dijo Uzra Zeya a los ministros y embajadores. 

“Estados Unidos sigue pidiendo a los dirigentes israelíes que hagan más para proteger a los civiles y respetar el derecho internacional”, añadió Zeya, insistiendo que la ONU y el resto del personal humanitario también necesitan más protección.

Por otra parte, señaló que «los brutales ataques de Hamás desencadenaron este conflicto», e hizo hincapié en que la crisis de los rehenes debe resolverse, y el Consejo debe condenar finalmente las acciones de Hamás y exigir la liberación de todos los rehenes en Gaza.

Zeya afirmó que Estados Unidos ha advertido en repetidas ocasiones a Irán de que no participe en ataques que puedan provocar la extensión del conflicto. Añadió que dos Estados, con la seguridad de Israel garantizada, es el único garante para acabar con esta violencia «de una vez por todas».