Israel-Palestina: El riesgo de que el conflicto se propague a toda la región es cada vez mayor

Frente a la agudización de las hostilidades entre Israel y Hamás y otros grupos en Gaza, el Secretario General de las Naciones Unidas expresó una vez más este viernes su grave preocupación por el posible contagio del conflicto, que podría tener consecuencias devastadoras para toda la región.

En un comunicado, António Guterres reiteró que existe el riesgo continuo de una conflagración regional más amplia cuanto más dure el conflicto en Gaza, ya que se puede producir una escalada aún mayor, o puede haber errores de cálculo por parte de múltiples actores.

Guterres dijo que el aumento de la violencia en la Cisjordania ocupada con la intensificación de las operaciones de las fuerzas de seguridad israelíes, el elevado número de víctimas mortales, la violencia de los colonos y los ataques de palestinos contra israelíes, “es extremadamente alarmante”.

También los intercambios diarios de disparos a través de la Línea Azul podrían desencadenar una escalada más amplia entre Israel y Líbano y afectar la estabilidad regional, abundó.

Asimismo, subrayó los efectos colaterales de los continuos ataques de grupos armados en Iraq y Siria, y los ataques hutíes contra buques en el Mar Rojo, que se han intensificado en los últimos días.

Guterres instó a todas las partes a ejercer la máxima moderación y a tomar medidas urgentes para reducir las tensiones en la región.

Exhortó además a todos los miembros de la comunidad internacional a hacer todo lo que esté a su alcance y a “utilizar su influencia sobre las partes pertinentes para evitar una escalada de la situación en la región”.

Finalmente, insistió en su llamado a un alto el fuego humanitario inmediato en Gaza y a la liberación inmediata e incondicional de todos los rehenes.

Sesión de emergencia del Consejo de Seguridad

El Consejo de Seguridad de la ONU, por su parte, se reunió hoy para tratar la situación en Medio Oriente, de cara a las crecientes tensiones en la ocupada Cisjordania y los incesantes bombardeos israelíes en la Franja de Gaza, que han causado ya más de 20.000 muertos, 1,9 millones de desplazados, y una destrucción a sin precedentes desde el 7 de octubre, cuando Hamás atacara el sur de Israel, dejando unos 1200 muertos y tomando más de 200 rehenes.

La sesión de emergencia, convocada por Emiratos Árabes Unidos, siguió a la resolución adoptada la semana pasada por el órgano de seguridad que pide un aumento en las entregas de ayuda a los civiles en la Franja de Gaza. La resolución fue aprobada con trece votos a favor y la abstención de Estados Unidos y Rusia.

Al igual que António Guterres, el subsecretario general del Departamento de Asuntos Políticos de la ONU para Medio Oriente afirmó que hay varios escenarios de conflicto interconectados en esa zona del mundo y sonó la alarma por una situación que continúa deteriorándose y que amenaza con extenderse más y más.

El riesgo de que este conflicto se propague a nivel regional, con posibles consecuencias devastadoras para toda la región, sigue siendo alto, dada también la multitud de actores involucrados”, advirtió.

Khaled Khiari destacó las intensas operaciones terrestres israelíes y los combates entre el ejército israelí y Hamás y otros grupos en la mayoría de las zonas de Gaza, mientras Hamás y otras facciones palestinas continúan disparando cohetes de Gaza hacia Israel.

«Los civiles de ambos bandos, particularmente en la Franja de Gaza, siguen siendo los más afectados por este conflicto», afirmó.

Khiari hizo eco del llamado del Secretario General a un alto el fuego humanitario inmediato en Gaza.

Khaled Khiari, subsecretario general para Medio Oriente del Departamento de Asuntos Políticos de la ONU.

Khaled Khiari, subsecretario general para Medio Oriente del Departamento de Asuntos Políticos de la ONU.

Línea Azul

Asimismo, informó al Consejo sobre los “continuos intercambios diarios” de disparos a través de la Línea Azul entre el Líbano e Israel, que suponen un “grave riesgo” para la estabilidad regional.

«Ha habido cada vez más ataques contra zonas civiles, con víctimas civiles, a ambos lados de la Línea Azul, además de un número creciente de muertes entre los combatientes», añadió.

Khiari también citó los ataques a bases estadounidenses en Iraq y Siria, y recordó que Estados Unidos llevó a cabo algunos ataques aéreos contra grupos sospechosos de estas acciones en esos países. También listó los informes de ataques aéreos israelíes dentro de Siria, así como tensiones en el Mar Rojo.

“Llamamos a todos los miembros de la comunidad internacional para que hagan todo lo que esté a su alcance y utilicen su influencia sobre las partes pertinentes para evitar una escalada de la situación en la región”, apuntó.

Tensión creciente en Cisjordania

El subsecretario general explicó que en toda la Cisjordania ocupada han continuado las crecientes tensiones entre las fuerzas de seguridad israelíes y los palestinos, la violencia intensa y las restricciones generalizadas de movimiento, y detalló que en las últimas semanas se han producido algunas de las operaciones israelíes más intensas en Cisjordania desde la Segunda Intifada. 

Khiari precisó que desde el 7 de octubre, 304 palestinos, entre ellos 79 niños, han sido asesinados en la Cisjordania ocupada, incluida Jerusalén Oriental. Además, dos palestinos de Cisjordania murieron mientras llevaban a cabo un ataque en Israel el 30 de noviembre. 

Desde el 7 de octubre, cuatro israelíes, entre ellos tres miembros de las fuerzas israelíes, han muerto en ataques perpetrados por palestinos en Cisjordania. Otros cuatro israelíes murieron durante un ataque palestino en Jerusalén Occidental.

La violencia de los colonos sigue siendo una grave preocupación y continúa en niveles elevados, aunque ha habido una reducción de los ataques a lo largo de noviembre y diciembre”, dijo.

Khiari también hizo hincapié en el deterioro de la situación de los derechos humanos en Cisjordania, documentada en el informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos del 28 de diciembre pasado.

“Para evitar la recurrencia de la guerra y el ciclo interminable de violencia, las actuales hostilidades en todo el Territorio Palestino Ocupado deben terminar con un plan que haga avanzar significativamente a las partes hacia una solución negociada”, puntualizó Khiari.

Atrocidades que el Consejo debería evitar

En la sesión del Consejo también participó el asesor principal del Consejo Noruego para los Refugiados, Itay Epshtain, quien se refirió a las violaciones graves del derecho internacional humanitario que se han cometido y se siguen cometiendo desde el 7 de octubre.

 Del mismo modo, reportó “atrocidades premeditadas que este Consejo debería evitar” y señaló que todas las partes han mostrado desprecio por las leyes internacionales, “incumpliendo las normas que deben cumplir en todas las circunstancias”.

Epshtain se pronunció por la liberación inmediata de todos los rehenes y por un trato humano a los detenidos palestinos, de conformidad con el derecho internacional.

El asesor instó a que se respeten las leyes internacionales, deteniendo la ofensiva israelí, “contra la que los habitantes de Gaza no tienen refugio”.

Majed Bamya, embajador alterno de Palestina ante la ONU.

Majed Bamya, embajador alterno de Palestina ante la ONU.

La catástrofe humanitaria es una herramienta israelí para expulsar a la gente, afirma el embajador de Palestina

El embajador alterno de Palestina ante la ONU, Majed Bamya, se dirigió al Consejo de Seguridad para aseverar que la matanza de civiles palestinos no es un efecto colateral de la guerra.

“Este ataque israelí se enfoca, intencionalmente, en la matanza masiva e indiscriminada de civiles. La catástrofe humanitaria no es consecuencia de la guerra, es una herramienta empleada por Israel para presionar a la gente y expulsarla”, sostuvo el diplomático.

Bamya recordó que el Consejo ha pedido la protección de los civiles y un acceso humanitario inmediato, seguro, sin obstáculos y ampliado para entregar asistencia en toda la Franja de Gaza, solicitando el respeto de las leyes y rechazando el desplazamiento forzado.

«Pero todo esto requiere un alto el fuego inmediato que este Consejo no llegado a pedir”, apuntó, aludiendo al repetido veto a varias propuestas de resolución y mencionando la reacción israelí de “desprecio y desdén”.

“¿Por qué se salen con la suya en asesinatos a esta escala sin precedentes?», preguntó, y respondió: «porque nunca se les ha responsabilizado”.

Por eso confiesan sus crímenes, por eso nos roban la vida, nuestra tierra, nuestros recursos, nuestro dinero, nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro a plena luz del día”, enfatizó el embajador palestino.

Gilad Erdan, embajador de Israel ante la ONU.

Gilad Erdan, embajador de Israel ante la ONU.

El Consejo no muestra solidaridad con los civiles israelíes, dice el embajador de Israel

En su turno al micrófono, el embajador de Israel ante la ONU cuestionó por qué el Consejo no convoca una reunión informativa urgente cuando se ataca a civiles y sitios civiles israelíes.

 Gilad Erdan declaró que los “terroristas genocidas” buscan asesinar ciudadanos israelíes todos los días

“Este Consejo se apresura a mostrar solidaridad con los civiles de todo Medio Oriente, siempre y cuando no sean israelíes”, añadió, acusando al Consejo de Seguridad de guardar silencio cuando se ataca a civiles israelíes inocentes.

“¿Por qué no han condenado el lanzamiento de cohetes desde el Líbano, Siria y Yemen?”, añadió, y afirmó que la situación en el norte de Israel está “llegando a un punto sin retorno”.

“Todos los días, israelíes inocentes son atacados. Si estos ataques persisten, Israel se asegurará de que cesen estos actos de terrorismo”, apuntó Erdan, advirtiendo que si los ataques continúan, “la situación se intensificará pudiendo conducir a una guerra a gran escala”.