García-Page garantiza que Castilla-La Mancha no dejará de “incrementar los recursos” para que la cultura “llegue a todos los municipios”

El jefe del Gobierno regional ha reconocido a la Comunidad Autónoma como “una región viva” que crece en población, habiendo sido el año 2022 “el primero en el que todas las provincias” han incrementado su número de habitantes y también el que más aumento demográfico ha experimentado “en los últimos 15 años”, especialmente “en los núcleos rurales”, ha celebrado.

García-Page garantiza que Castilla-La Mancha no dejará de “incrementar los recursos” para que la cultura “llegue a todos los municipios”

El presidente regional, Emiliano García-Page, ha garantizado, esta tarde, que “no dejaremos de incrementar los recursos para que la cultura se vaya acercando, lo más posible, a todos los municipios”, algo que ha comprometido como “un empeño” de la Administración autonómica que, en este sentido, tiene previsto aumentar su inversión hasta los cinco millones de euros para nutrir la oferta cultural en áreas rurales y modernizar las infraestructuras en estos entornos. 
 
“Lamentablemente hay mucha gente que, si no se le ofrece actividad cultural, no la consume; pero si se le ofrece, nadie la rechaza, porque forma parte de nuestra condición humana”, ha reflexionado en el acto de entrega de las Medallas al Mérito Cultural de Castilla-La Mancha, que han alcanzado, en la localidad conquense de Iniesta, su quinta edición, reconociendo la labor de seis destacadas personalidades, entidades u organizaciones a quienes García-Page ha dado las gracias por ser “ejemplo” en “una sociedad que, a veces, vulgariza demasiado y premia más la mediocridad que el talento o la excelencia”.
 
En este contexto, ha reconocido a la Comunidad Autónoma como “una región viva” que crece en población, habiendo sido el año 2022 “el primero en el que todas las provincias” han incrementado su número de habitantes y también el que más crecimiento demográfico ha experimentado “en los últimos 15 años”. “Desde que tenemos autonomía, Castilla-La Mancha tiene 500.000 habitantes más”, ha rematado.
 
Por todo ello, el presidente García-Page ha elogiado las medidas adoptadas en los últimos años por parte del Gobierno que preside, iniciativas encaminadas a atraer y fijar población en entornos despoblados, como la Ley de Medidas Económicas, Sociales y Tributarias frente a la Despoblación y para el Desarrollo del Medio Rural en Castilla-La Mancha.
 
“Lo que hemos hecho es una legislación que prioriza el que alguien quiera volver a vivir a su pueblo”, ha aseverado, antes de detallar que “el mayor crecimiento de la provincia de Cuenca se está produciendo en los núcleos rurales, en la Serranía”, situación análoga a la que se produce en la provincia de Guadalajara.
 
La cultura como la “mejor tarjeta de presentación”
 
En su intervención, el jefe del Ejecutivo regional ha valorado la cultura castellanomanchega que “se ha multiplicado y acelerado con las autonomías” por la capacidad de la Comunidad Autónoma de “poner aquello que a veces falta”, tal es el caso de “recursos económicos para que el instinto creador pueda tener cauce” o para “que la cultura no se quede donde se hace, sino que pueda moverse” y sea posible “acercar la cultura a los pueblos”.
 
Asimismo, García-Page ha defendido a “la cultura española” como “nuestra principal tarjeta de presentación en el planeta” que “se ha ido generando en torno a unos valores, un idioma, un territorio, un cruce de civilizaciones” y que “está más de moda que nunca en el mundo”. De igual modo, ha elogiado la “cultura en libertad” que “no quiere decir que no sea respetuosa de la cultura del otro, del respeto a los demás”, al tiempo que ha lamentado que “algunos exhiben emblemas culturales como piedras” o “como arma arrojadiza”. 
 
En un repleto Auditorio municipal de Iniesta, el presidente castellanomanchego ha estado acompañado por el vicepresidente primero de la Junta, José Luis Martínez Guijarro; el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Amador Pastor; la delegada de la Junta en Cuenca, María Ángeles López; el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Álvaro Martínez Chana; y el alcalde de la localidad, José Luis Merino, entre otras autoridades.