García-Page afirma que Cuenca “puede revertir la inercia de la despoblación en el plazo de diez años”

El presidente regional asegura que ese crecimiento “tiene que ver con las leyes, con los impuestos y fundamentalmente los servicios públicos”, como la nueva Escuela Infantil de Cardenete, que ha supuesto una inversión de 140.000 euros
 

García-Page afirma que Cuenca “puede revertir la inercia de la despoblación en el plazo de diez años”

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado que el incremento de población que ha experimentado la provincia de Cuenca en 2023, con dos mil habitantes más, “rompe una inercia y nos indica que vamos por buen camino”.
García-Page, que este viernes ha inaugurado la nueva Escuela Infantil para niños y niñas de 0 a 3 años de Cardenete, junto al vicepresidente primero, José Luis Martínez Guijarro; el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Amador Pastor; y el alcalde, Francisco Cócera; considera que este crecimiento “tiene que ver con las leyes, con los impuestos y fundamentalmente los servicios públicos, como esta Escuela”.
El presidente regional ha abogado por “mantener estas políticas en el tiempo”, ya que así Castilla-La Mancha podrá revertir la inercia de la despoblación.
“Si seguimos así, las zonas con problemas de despoblación en la región pueden haber corregido esta inercia en un plazo de diez años. Puede parecer mucho tiempo, pero no lo es, porque finalmente estamos hablando de una inercia social, económica, cultural… Pero vamos en la buena dirección”, ha añadido el jefe del Ejecutivo Autonómico, que también ha estado acompañado por el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Álvaro Martínez Chana; y la delegada provincial de la Junta en Cuenca, Marian López; entre otros representantes institucionales.
La Escuela Infantil de Cardenete, que ha supuesto una inversión de 140.000 euros del Gobierno de Castilla-La Mancha, está emplaza en el CRA ‘Miguel de Cervantes’ de la localidad y cuenta con 17 plazas.
Es una de las 43 escuelas para niños y niñas de 0 a 3 años que ha abierto el Gobierno regional,15 de ellas en la provincia de Cuenca, para mejorar la atención educativa de los escolares de este grupo de edad y, además, favorecer la conciliación de las familias en el medio rural.