Esther Monzón y Migdalia Machín conocen de primera mano el…

Las consejeras mantuvieron esta mañana una reunión con los miembros de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria responsables de esta iniciativa tecnológica

Este hospital virtual dispone de un laboratorio con salas en las que formar, simular y evaluar situaciones médicas conectando tecnologías médicas

Las consejeras de Sanidad y de Universidades, Ciencia e Innovación y Cultura del Gobierno de Canarias, Esther Monzón y Migdalia Machín, respectivamente, mantuvieron esta mañana una reunión el rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Lluís Serra, y sus colaboradores durante la cual se les expusieron los detalles del llamado hospital virtual de la Macaronesia (HOVIRMAC) puesto en marcha por la ULPGC.

Este proyecto, puesto en marcha en 2023 en el marco del programa Interreg MAC con la colaboración de la ULPGC, SCS y otras instituciones, busca generar sinergias y promover el intercambio de experiencias médicas entre instituciones y personas vinculadas al sector de la salud, así como contribuir al desarrollo sostenible. HOVIRMAC nace de un escenario con necesidades comunes y capacidades diferentes, que se presta al modelo de nodos colaborativos entre Madeira y Canarias de excelencia, que sirvan de referencia los de los restantes territorios.

Momento de la reunión sobre hospital virtual

Según explicaron, entre los objetivos de esta iniciativa están llevar a cabo actividades I+D en tecnologías sanitarias y sus aplicaciones sobre un entorno seguro, hacer innovación y transferencia en el ámbito de las tecnologías sanitarias y su aplicación clínica, proporcionar formación universitaria innovadora tanto técnica como sanitaria, innovar en la formación continua de los profesionales, y ser nodo de referencia para la Macaronesia en sus áreas de competencia.

Entre las principales actividades que permite llevar a cabo HOVIRMAC están el desarrollo de simuladores propios, tanto físicos como virtuales; ampliar y desarrollar la plataforma audiovisual; crear ambientes y avatares realistas para simular la interacción con pacientes virtuales y elaborar herramientas para incentivar el autocuidado de los pacientes. También favorece el desarrollo de una plataforma digital con población virtual que sirva de ensayo para los sistemas sanitarios y diseñar una metodología específica para la transferencia de información y celebrar encuentros y talleres telemáticamente.

Incluye un laboratorio con salas en las que formar, simular y evaluar situaciones médicas conectando tecnologías médicas entre Canarias e instituciones académicas, sanitarias e investigadores de África Occidental para la formación, la I+D+i y la cooperación para el desarrollo, ya que está disponible para aquellos países que lo quieran usar. Actualmente, colabora en varios países africanos, como Senegal, Cabo Verde, Mauritania y Costa de Marfil, y con varios europeos y americanos.

Durante la exposición, se explicó que con este proyecto se podrán simular todos los procedimientos que se realizan en un hospital real desde la mesa de admisión, consultas, gestión de habitaciones, urgencias, radiología y hasta salas especializadas de obstetricia, disección anatómica -más orientado para los estudiantes de pregrado que podrán practicar con técnicas de realidad virtual-, ayuda en el diagnóstico en tumores de mama o un sistema de entretenimiento de punción lumbar, entre otros.