El turismo internacional llegaría en 2023 al 90% de la actividad previa a la pandemia

El turismo internacional está en camino de recuperar al cierre de 2023 una actividad casi equivalente al 90% de los niveles previos a la pandemia, según los últimos datos de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

Cerca de 975 millones de turistas internacionales viajaron entre enero y septiembre de este año, un aumento del 38% con respecto al mismo periodo de 2022.

El último Barómetro Turístico de la OMT también indica que los destinos de todo el mundo recibieron un 22% más turistas internacionales en el tercer trimestre de 2023, lo que refleja una fuerte temporada de verano en el hemisferio norte.

Según la encuesta de la OMT, las llegadas de turistas internacionales alcanzaron el 91% de los niveles previos a la pandemia en el tercer trimestre, alcanzando el 92% en julio, el mejor mes hasta la fecha desde el inicio de la pandemia.

Los ingresos alcanzan 1,4 billones de dólares

En general, el sector turístico recuperó entre enero y septiembre de 2023 el 87% de los niveles anteriores a la pandemia. Los ingresos por turismo internacional llegarían a los 1,4 billones de dólares en 2023, el 93% de los 1,5 billones de 2019.

Las cifran más recientes de la OMT muestran que el turismo internacional se ha recuperado casi por completo de la crisis del COVID-19, con muchos destinos alcanzando o incluso superando las llegadas e ingresos previos a la emergencia sanitaria.

El secretario general de OMT, Zurab Pololikashvili, sostuvo que la recuperación del sector es «crucial para destinos, empresas y comunidades donde este mercado es una fuente importante de vida«.

Medio Oriente lideraba el repunte hasta septiembre

Medio Oriente fue la región que siguió liderando la recuperación, con un 20% por encima de los niveles previos a la pandemia hasta septiembre de 2023. Hasta ese momento, fue la única zona que excedió los niveles de 2019.

La agencia especializada de la ONU explicó que las medidas que facilitan la obtención de los visados, el desarrollo de nuevos destinos, las inversiones en nuevos proyectos turísticos y los eventos especiales han ayudado a apoyar el repunte del rubro.

Europa, la mayor región de destino del mundo, recibió 550 millones de turistas internacionales en los primeros nueve meses del año, es decir, el 56% del total global, un número que representa el 94% de los niveles prepandémicos. El aumento fue apoyado por una fuerte demanda regional, así como la sólida demanda de Estados Unidos.

África recuperó el 92% de los visitantes en durante el mismo periodo, y las llegadas en América alcanzaron el 88% de los números de 2019 de enero a septiembre. La región se benefició de la fuerte demanda estadounidense, especialmente para los destinos del Caribe.

Asia y el Pacífico alcanzaron el 62% de los niveles de 2019 debido a la reapertura más lenta de los viajes internacionales. Sin embargo, el rendimiento entre las subregiones es variado, ya que el sur de Asia recuperó el 95% de los niveles prepandémicos, y el noreste asiático sólo el 50%.

Gasto alto

El gasto turístico sigue siendo fuerte, con muchos mercados de origen importantes que informan una alta demanda de viajes internacionales, varios de ellos superiores a 2019. 

Alemania y Estados Unidos gastaron en el exterior un 13% y 11% más que en 2019, respectivamente, mientras que el gasto de Italia se elevó un 16%.

La recuperación también se refleja en el desempeño de los indicadores de la industria. Según los datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo y el Rastreadorde Turismo de la OMC, hubo una fuerte recuperación en el número de pasajeros aéreos y en los niveles de ocupación de alojamiento turístico.

Dado este escenario, la OMT prevé que en 2024 el turismo internacional recuperará los niveles previos a la pandemia pese a los desafíos económicos como la inflación alta y la débil producción mundial, y las tensiones y conflictos geopolíticos.