El Pleno municipal aprueba una declaración institucional para adherirse al ¿Día Escolar por la Paz y la No Violencia¿

El Ayuntamiento se adhiere a esta conmemoración que se celebra el 30 de enero en homenaje al líder pacifista de la India, Mahatma Gandhi, para hacer de la escuela “un espacio de tolerancia, de solidaridad y de respeto a los Derechos Humanos”

El Consistorio, a propuesta de la FECAM, manifiesta su firme convencimiento de que la paz, la justicia y el trabajo constante desde las instituciones deben ser el camino para el desarrollo sostenible de las sociedades”

Las Palmas de Gran Canaria, viernes 26 de enero de 2024.- El Pleno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha aprobado este viernes por unanimidad una declaración institucional para la adhesión del municipio a la conmemoración el próximo martes, 30 de enero, del ‘Día Escolar por la Paz y la No Violencia’.

En la citada fecha murió asesinado Mahatma Gandhi, líder pacifista de la India, luchador incansable, defensor de la no violencia y promotor de la resistencia pacífica frente a la injusticia. Cuarenta y cinco años después, la UNESCO reconoce el 30 de enero para conmemorar el ‘Día Escolar de la Paz y la No Violencia’ y reivindicar algunos de los valores más importantes que debe tener el ser humano.

Esta declaración, que se hace eco de la frase del líder indio “no hay camino para la paz: la paz es el camino”, es una propuesta de la Federación Canaria de Municipios (FECAM) en base a su “firme convencimiento de que la paz, la justicia y el trabajo constante desde instituciones sólidas deben ser el camino para el desarrollo sostenible de las sociedades, como enmarca el Objetivo de Desarrollo Sostenible 16”.

“Necesitamos hacer de la escuela un espacio para la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos, la no violencia y la paz. Es un compromiso ineludible”, añade la institución.

El documento al que se adhiere el Ayuntamiento de la capital grancanaria señala que “es de vital importancia comenzar una educación en valores desde la etapa escolar y es nuestra responsabilidad individual y colectiva fomentar la importancia de la escuela para promover la solidaridad, la paz, la libertad, la igualdad, la justicia o el respeto y eliminar la discriminación, la no integración, la violencia machista, el acoso escolar o los discursos de odio”.

Rechazo enérgico
Por todo ello, indica la declaración, “ante la realidad que vive nuestro mundo” se expresa el más enérgico rechazo de la Corporación “a cualquier manifestación de violencia que nos aleje de un mundo en paz, mostrando una solidaridad activa y comprometida en la defensa de la paz y el entendimiento de los pueblos”.

Además, recalca que esta declaración se produce “en este año de manera especial para generar el apoyo incondicional en cualquier proceso de paz ante la situación crítica por los conflictos armados”.

“Se deben traspasar las fronteras institucionales para que los asociados políticos, de derechos humanos y de desarrollo puedan trabajar de manera concertada”, añade el texto.

En segundo lugar, la declaración aprobada hoy recalca “el compromiso de la FECAM para “seguir promoviendo una cultura de Paz y No Violencia, a través de proyectos como ‘Vacaciones en Paz’”. Un proyecto que acoge a niños y niñas procedentes de los campos de refugiados saharauis cada verano, que son acogidos por familias canarias con el objetivo de que conozcan otro mundo distinto a los campos de refugiados de Tinduf.

Por otra parte, el documento señala que se ha de ratificar en el Comité Ejecutivo de la FECAM, el contenido de esta Declaración Institucional por el ‘Día Escolar por la Paz y la No Violencia’.

Asimismo, en aquellos municipios que han anunciado la intención de realizar actos públicos para manifestar ante los ciudadanos y las ciudadanas este mensaje de paz, la declaración propone “dar lectura de este manifiesto o bien, darle difusión en la web de los ayuntamientos, así como en las redes sociales, con el fin de garantizar que personas de todo el mundo, logren la paz y la convivencia”.

Por último, hace extensible este manifiesto a todos los centros educativos, “con el propósito de seguir trabajando por la comprensión, empatía y la solidaridad por el prójimo”.

El texto de este manifiesto asegura que es “responsabilidad institucional responder a estos retos inmediatos y recordar el legado del líder pacifista trabajando juntos para hacer del mundo un lugar más justo e inclusivo para todos y todas”.

Tal y como recoge la ONU en la Declaración y en el Programa de Acción sobre una Cultura de Paz, aprobada por la Asamblea General el 6 de octubre de 1999, “la paz no es solo la ausencia de conflictos, sino que también requiere un proceso positivo, dinámico y participativo en el cual se promueva el diálogo y se solucionen los conflictos en un espíritu de entendimiento y cooperación mutuos”.

“Debemos –propone la declaración- apostar por una educación que favorezca el diálogo y la reflexión entre opiniones diversas para facilitar la resolución pacífica de conflictos”.