El Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona contará con nuevos recursos de uso público, señalética, 31 rutas senderistas balizadas y una guía del visitante

Almodóvar del Campo (Ciudad Real), 20 de enero de 2024.- El Gobierno de Castilla-La Mancha, “apuesta por el mantenimiento y la conservación de los espacios protegidos y del patrimonio natural en su conjunto fomentando un turismo de calidad y sostenible, impulsando políticas y actuaciones dinamizadoras de la economía local basadas en una economía verde respetuosa con el medio y contando para ello de la sensibilización y concienciación ciudadana”.
 
De esta forma lo ha avanzado la directora general de Medio Natural y Biodiversidad, Susana Jara, durante su participación en la inauguración de la quinta edición del Festival de las Grullas del Valle de Alcudia que se celebra este fin de semana en La Bienvenida, pedanía de Almodovar del Campo (Ciudad Real) organizada por la Sociedad de historia natural de Ciudad Real con la colaboración de la Consejería de Desarrollo Sostenible y en la que ha estado acompañada por el delegado provincial, Casto Sánchez;  el director del parque natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, José Ramón Ramos; y representantes municipales.
 
“Su diversidad biológica, geológica, climática y topográfica, combinada con la preservación de los recursos naturales, convierte este espacio en un área de excepcional importancia para la biodiversidad en la región y destino turístico de alta calidad y exclusividad, ofreciendo una experiencia sostenible en la naturaleza alineada con los objetivos que se recogen en su plan de uso y gestión del Parque”, ha explicado Jara.
 
En este contexto, Jara ha manifestado la importancia de este gran espacio para esta especie pues según el último censo de grulla común (realizado por naturalistas voluntarios, personal del Organismo Autónomo de Parques Nacionales y miembros de la Sociedad de Historia Natural de Ciudad Real), “ésta es una de las provincias más relevantes en cuanto al número de individuos invernantes en la península ibérica, situándose unas 2.123 grullas en La Mancha Húmeda, 4.095 en Las Tablas de Daimiel, 5.599 en el entorno de Cabañeros y 921 en el Valle de Alcudia”.
 
Jara ha destacado que “el Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, enclavado al sur de Ciudad Real, es una auténtica joya con casi 150.000 hectáreas. Le convierten en el espacio natural protegido más grande de la región y el quinto de España. Un parque muy importante por los diversos ecosistemas con los que cuenta”, ha manifestado.
 
Se estima que más del 20 por ciento de la flora es endémica y en cuanto a fauna es, sin duda, uno de sus mayores tesoros con cinco áreas críticas de especies amenazadas como el águila imperial, el lince, la cigüeña negra, el buitre negro y el águila perdicera. Además de una rica población de quirópteros que ha llevado a la declaración de diversas microrreservas, como la del Túnel de Niefla, en los términos municipales de Almodóvar del Campo y Brazatortas.
 
En la última legislatura, como ha explicado la directora general de Medio Natural y Biodiversidad, el Gobierno regional ha invertido tres millones de euros en equipamiento e infraestructuras en los espacios naturales de los cuales un millón se ha destinado al Valle de Alcudia y Sierra Madrona. En la actualidad existen 18 rutas senderistas señalizadas y balizadas para conocer el parque, avanzando que se va a contratar una nueva señalética y a ampliar las rutas a 31. Además, de la creación de una nueva cuadrilla de mantenimiento de las infraestructuras para el parque.
 
Asimismo, están abiertos al público cuatro centros de recepción e información al visitante, generalmente los fines de semana y festivos desde Semana Santa a noviembre, en los municipios de Brazatortas, Cabezarrubias, Fuencaliente y Solana del Pino. Además, se pondrán en marcha dos puntos de observación de necrófagas. También ha avanzado que se está elaborando una nueva guía del visitante del parque natural que estará lista en los próximos meses.
 
Reconocimiento sostenibilidad turística
 
Este gran espacio natural, incluido en la ZEC/ZEPA de Sierra Morena, está adherido al sistema de reconocimiento de la sostenibilidad del turismo de naturaleza en la Red Natura 2000. “Se trata de un sello de calidad que valora la integración de la sostenibilidad y la conservación de los valores naturales en la gestión del uso público del espacio”, ha explicado Susana Jara.
 
Por esto, las empresas turísticas que cumplen dichos requisitos de gestión pueden solicitar esta inclusión en esta marca de calidad que las sitúa en mejores condiciones de visibilidad y competencia con respecto al sector. Actualmente se ha autorizado la adhesión al sistema a cuatro empresas de actividades turísticas y dos establecimientos de alojamiento.
 
Por último, entre las distintas actividades organizadas en torno al festival, la directora general ha participado en la liberación al medio natural a dos ejemplares de buitre leonado recuperados en el Centro provincial de Educación Ambiental El Chaparrillo. Se trata de dos juveniles con alta desnutrición que además habían ingerido plomo. Fueron recogidos por los agentes medioambientales tras el aviso de un particular y llevan en proceso de recuperación desde octubre.

El Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona contará con nuevos recursos de uso público, señalética, 31 rutas senderistas balizadas y una guía del visitante

Como ha explicado la directora general de Medio Natural y Biodiversidad, Susana Jara, en la última legislatura, el Gobierno regional ha invertido tres millones de euros en equipamiento e infraestructuras en los espacios naturales de los cuales un millón se ha destinado al Valle de Alcudia y Sierra Madrona. Además, se va a crear una nueva cuadrilla de mantenimiento de las infraestructuras de uso público de este gran espacio natural protegido.
 
Jara ha manifestado la importancia de la provincia de Ciudad Real para la grulla común. Así, según el último censo, “ésta es una de las más relevantes en cuanto al número de individuos invernantes en la península ibérica, situándose unas 2.123 grullas en La Mancha Húmeda, 4.095 en Las Tablas de Daimiel, 5.599 en el entorno de Cabañeros y 921 en el Valle de Alcudia”.