El Hospital de Getafe amplía su papel en el Código Ictus incorporando una Sala más de Neurointervencionismo

De esta forma, la Unidad de Ictus del Hospital de Getafe será responsable de todo Código Ictus del SUR de la Comunidad de Madrid alternando las semanas con el Hospital 12 de Octubre, reconociéndose la elevada capacitación del centro y su dotación tecnológica.

Con esta incorporación, el Hospital Universitario de Getafe manejará ahora un mayor volumen de pacientes, con más complejidad y con mayor déficit neurológico ya que a los ictus hemorrágicos que ya se trataban como centro de referencia de Neurocirugía se suma toda la actividad de la atención del ictus isquémico.

La configuración como Nodo de Neurointervencionismo del Código Ictus de la Comunidad de Madrid ha precisado de la implicación de los servicios de Neurología y Radiología (Radiología Intervencionista) y de Medicina Intensiva y Neurocirugía, estratégicos en el manejo de este tipo de pacientes, así como la imprescindible colaboración de los servicios de Urgencias, Anestesiología y Reanimación y de la Enfermería y técnicos.

La Unidad de Ictus del Hospital de Getafe comenzó a funcionar en julio de 2022 para iniciar tratamientos de reperfusión por fibrinólisis intravenosa o intraarterial por trombectomía mecánica a los pacientes de esta patología dentro del área de referencia (Getafe y Pinto), así como de Parla y Fuenlabrada. Esta ampliación de centros por parte de la Consejería de Sanidad tuvo como objetivo favorecer una actuación rápida a través del Código Ictus y está enmarcada en el Plan de Atención al Ictus de la Comunidad de Madrid.

Desde entonces, la Unidad ha atendido a casi 700 pacientes y ha realizado procedimientos de fibrinólisis a 162 pacientes y trombectomías (cateterismo cerebral) a 55 pacientes, de los cuales a 33 de ellos se les ha realizado ya en el Hospital de Getafe durante la jornada de mañana.

Segunda causa de mortalidad

El ictus afecta a los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro. Puede ocurrir tanto por una disminución importante del flujo sanguíneo que recibe una parte de este órgano, como por la hemorragia originada por la rotura de un vaso cerebral. Se trata de la segunda causa de mortalidad en nuestro país, la primera en mujeres. Además, es el motivo fundamental de discapacidad adquirida en adultos y el segundo de demencia.

Por ello, el reconocimiento temprano de los síntomas y la aplicación de un tratamiento adecuado precoz son cruciales para mejorar significativamente la evolución de los afectados, siendo el tiempo desde la llegada a Urgencias hasta la realización del procedimiento (tiempo puerta-aguja) un indicador de buena práctica que influye en el pronóstico de estos pacientes y su calidad de vida en el futuro.