El hospital de Ciudad Real acoge la exposición con la que la AECC celebra medio siglo apoyando proyectos y avances en investigación oncológica