El Hospital Clínico San Carlos organiza un curso de referencia internacional sobre incontinencia urinaria y suelo pélvico

El curso, de carácter teórico-práctico, se ha consolidado como un referente clásico en el abordaje de estas patologías, después de 21 años y nueve ediciones, constituyendo un referente para urólogos, ginecólogos, cirujanos, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas y profesionales de enfermería, “ya que en el abordaje de estas patologías es fundamental la presencia de equipos multidisciplinares de profesionales que faciliten el tratamiento más adecuado a cada paciente”, explica el jefe del Servicio de Urología del Hospital Clínico San Carlos y director del curso, Jesús Moreno Sierra.

Durante dos jornadas, más de 50 expertos españoles y procedentes de países como Italia, Alemania, Reino Unido, Países Bajos, Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos han presentado los principales avances en el tratamiento de la incontinencia urinaria femenina y masculina, y el dolor pélvico y se han retransmitido varias cirugías en directo desde varios hospitales, como la colocación de mallas para incontinencia urinaria, la implantación de un esfínter urinario artificial femenino asistida por el robot Da Vinci o la liberación del nervio pudendo, también con cirugía robótica, en un caso de dolor pélvico crónico con atrapamiento del nervio.

Plasma rico en plaquetas para el dolor pélvico crónico

La microbiota y su relación con la vejiga hiperactiva, la utilización de mallas regulables y la implantación de esfínteres artificiales o la experiencia con células madre en incontinencia urinaria son otros de los asuntos que se han abordado en este curso internacional para la regeneración nerviosa y tratamiento de disfunciones miccionales.

El Hospital Clínico San Carlos ha abierto una línea de investigación, junto al grupo de Neurocomputación y Neurorobótica de la Universidad Complutense de Madrid, “en la que estamos desarrollando modelos de regeneración nerviosa en modelo animal para el tratamiento de pacientes con incontinencia urinaria masculina que han sido sometidos a cirugías de diversa índole, si bien nos encontramos en una fase aún incipiente”, asegura Moreno Sierra.

En el caso del tratamiento del dolor pélvico crónico, el Hospital Clínico San Carlos han empezado a emplear la inoculación de plasma rico en plaquetas, siendo uno de los pocos hospitales españoles en donde se extraen las plaquetas del paciente y, tras un centrifugado de la sangre, se selecciona la parte del plasma con mayor concentrado de plaquetas para tratar el dolor, debido al trabajo conjunto de urólogos y hematólogos de este centro público madrileño.

Gracias a los resultados positivos que está obteniendo este tratamiento “también se está empleando en el dolor pélvico crónico por vejiga dolorosa, si bien en estos casos se trata de pacientes muy seleccionados y que no presentan otra alternativa”, continúa Moreno.

Otra de las novedades presentadas en el curso guarda relación con la rehabilitación del suelo pélvico y un sistema de neuromodulación superficial con un nuevo equipo, sin incisiones, que emite ondas de neuroestimulación, que se está probando en el Hospital Clínico San Carlos y “que podría ser eficaz en el tratamiento de la vejiga hiperactiva refractaria que no responde a tratamiento farmacológico y en pacientes seleccionados con dolor pélvico crónico”, concluye Jesús Moreno.

Clínico San Carlos, referente en cirugía robótica urológica y ginecológica

El Clínico San Carlos fue el primer hospital público en utilizar el robot Da Vinci. Sus profesionales tienen una dilatada experiencia en el campo de la cirugía robótica, constituyendo un referente a nivel nacional e internacional.  No en vano, han superado ya las 3.000 intervenciones con el robot Da Vinci, de las que casi el 80% corresponden a la suma de procedimientos urológicos y ginecológicos.

Entre los primeros se sitúa, principalmente, la prostatectomía radical; mientras que los ginecólogos lo emplean fundamentalmente para el tratamiento de tumores ginecológicos malignos y endometriosis. En el ámbito de la cirugía ginecológica, el Hospital Clínico San Carlos cuenta con expertos que, dada su experiencia y conocimiento del manejo del robot, han formado a cirujanos robóticos en otros hospitales españoles y europeos.