El Gobierno regional se interesa por el trabajo de ‘Proyecto Arraigo’ para atraer nuevos pobladores a municipios afectados por la despoblación

El Gobierno regional se interesa por el trabajo de ‘Proyecto Arraigo’ para atraer nuevos pobladores a municipios afectados por la despoblación

Toledo, 2 de enero de 2024.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha conocido el trabajo de ‘Proyecto Arraigo’ (empresa social dedicada a la repoblación de zonas rurales de España) para atraer nuevos pobladores a municipios afectados por despoblación en la Comunidad Autónoma.
 
El vicepresidente primero del Ejecutivo autonómico, José Luis Martínez Guijarro, ha mantenido una reunión con representantes de la entidad, concretamente con Enrique Martínez Pomar, director general de ‘Proyecto Arraigo’, y con Enrique Collada, presidente de ‘Rumbo Rural’; para conocer los detalles de su programa ‘Servicios Poblacionales’, a través del que llevan a cabo la selección, acompañamiento y arraigo de aquellos interesados en asentar su proyecto de vida en el medio rural.
 
Tal y como ha explicado el vicepresidente primero, uno de los objetivos del interés hacia el trabajo de ‘Proyecto Arraigo’ es hacer más accesible la vivienda en los pequeños pueblos donde, a día de hoy, apenas existe oferta de viviendas vacías o, de existir, estas se encuentran en estado de deterioro, “lo que supone uno de los grandes inconvenientes que tenemos a la hora de atraer población”.
 
Para ello, ha continuado, “queremos conocer la experiencia de ‘Proyecto Arraigo’ en esta materia, con buenos resultados en las provincias de Cuenca y Albacete”, donde, a lo largo del 2023 han contribuido, a través de este programa, a que 21 familias y  más de 60 personas se hayan arraigado en estos territorios. “Nuestro objetivo es multiplicar la llegada de familias a todas las zonas rurales de la región”, ha sentenciado.
 
En este sentido, Martínez Guijarro se ha interesado por la iniciativa de casas nido que han puesto en marcha y que sirve como primer alojamiento para los nuevos pobladores, haciendo que su llegada a los municipios sea más fácil. Se trata de una vivienda temporal, gestionada por ‘Proyecto Arraigo’, que sirve de primera residencia antes de que puedan encontrar un inmueble definitivo en el propio municipio.
 
Rehabilitación de viviendas en desuso para alquiler
Finalmente, el vicepresidente ha recordado el proyecto piloto que se ha venido desarrollando a lo largo de este año en los municipios afectados por la despoblación para rehabilitar edificios de propiedad municipal y ponerlos en alquiler. En este punto, ha explicado, “hemos destinado un millón de euros de inversión de los fondos del Plan de Recuperación para la rehabilitación de edificios de titularidad municipal y que estaban en desuso con el fin de aumentar la oferta de alquiler en aquellos municipios donde habíamos detectado que hay demanda de alquiler, bien por motivos laborales o bien por falta de oferta”.
 
De este programa se han beneficiado un total de siete municipios de la región: Alcalá del Júcar, en Albacete; Ballesteros de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real; Cardenete y Almodóvar del Pinar, de Cuenca; El Recuenco y Peñalén, de la provincia de Guadalajara; y Los Navalmorales, en el caso de Toledo; en los que se están rehabilitando un total de once viviendas.
Uno de los objetivos que persigue esta colaboración es hacer más accesible la vivienda en los pequeños pueblos donde, a día de hoy, apenas existe oferta ante la falta de viviendas vacías, “lo que supone uno de los grandes inconvenientes que tenemos a la hora de atraer población”.
 
‘Proyecto Arraigo’ está trabajando ya en las provincias de Albacete y Cuenca donde, a lo largo del 2023 han contribuido, a través del programa ‘Servicios Poblacionales’, a que 21 familias y más de 60 personas se hayan instalado en estos territorios.