El Gobierno regional pone en valor la Ley contra la Despoblación como garante para la vertebración territorial y para acercar los servicios básicos a la ciudadanía

El viceconsejero de Administración Local y Coordinación Administrativa, Eusebio Robles, ha destacado la importancia de esta ley, que muestra el “claro compromiso” del Gobierno de García-Page con las personas al garantizar la igualdad territorial en el acceso a las oportunidades y servicios, vivan donde vivan.
 
Igualmente, Robles ha destacado que el Gobierno de Castilla-La Mancha viene abordando desde 2015 el reto demográfico. Por eso, esta iniciativa legislativa tiene que dirigirse a mejorar la calidad de vida de las personas para “asentar la población en las zonas rurales”; a partir de, por ejemplo, avances en conectividad, comunicaciones e infraestructuras.
 

Toledo, 30 de noviembre de 2023.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto en valor la Ley contra la Despoblación como garante para la vertebración territorial y para acercar los servicios básicos a la ciudadanía.
 
El viceconsejero de Administración Local y Coordinación Administrativa, Eusebio Robles, ha hecho estas declaraciones durante su participación en las II Jornadas de Formación sobre Urbanismo y Medio Rural, que se han celebrado en Toledo y que han sido organizadas por el Consejo de Secretarios, Interventores y Tesoreros de la Administración Local de Castilla-La Mancha (COSITAL-CLM) y el Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha (COACM).
 
Durante su desarrollo, el viceconsejero ha estado acompañado, entre otros, por el presidente de COSITAL-CLM, Rafael Santiago; la catedrática de Derecho Administrativo de la UCLM, Eva Nieto; y el delegado provincial de Fomento en Toledo, Jorge Moreno.
 
El viceconsejero ha señalado que Castilla-La Mancha es una “tierra de oportunidades”, por lo que ha abogado por apostar por el crecimiento de una región que cuenta con mucho suelo por desarrollar, pero que tiene que conservar un patrimonio medioambiental “único y de alto valor ecológico”.
 
En este sentido, Robles se ha referido a la Ley contra la Despoblación como “fundamental” para la cohesión social y para sostener el modelo de convivencia, al igual que supone un “claro compromiso” del Gobierno de García-Page con las personas, al garantizar la igualdad territorial en el acceso a las oportunidades y a los servicios básicos para toda la población, “vivan donde vivan”.
 
“Para abordar el tema del urbanismo y el medio rural en Castilla-La Mancha es esencial considerar estrategias que fomenten el desarrollo sostenible, la diversificación de actividades productivas y la atracción de población para hacer frente al reto demográfico”, ha continuado el responsable de Administración Local y Coordinación Administrativa del Gobierno regional, refiriéndose a la búsqueda de nuevas iniciativas para equilibrar el desarrollo urbano con la preservación del entorno rural, promoviendo la creación de empleo y la mejora de infraestructuras.
 
Mejorar la calidad de vida para asentar la población en las zonas rurales
 
En los últimos años, ha sostenido, se lleva haciendo una “apuesta decidida por la inversión en infraestructuras básicas”, como el acceso a Internet de alta velocidad para una mejor conectividad o el transporte eficiente para mejorar la comunicación entre los municipios y, al mismo tiempo, hacer más atractivas las zonas rurales.
 
La Administración regional, ha finalizado, viene abordando desde el año 2015 el reto demográfico, con una iniciativa legislativa “ejemplar” que lleva dos años en funcionamiento y que ha sido “pionera” en nuestro país. El objetivo es el desarrollo de una tierra que, además de ofrecer oportunidades, tiene que dirigirse a mejorar la calidad de vida para “asentar la población en las zonas rurales”, especialmente en aquellas afectadas por el declive demográfico.
 

El Gobierno regional pone en valor la Ley contra la Despoblación como garante para la vertebración territorial y para acercar los servicios básicos a la ciudadanía