El Gobierno regional colabora con 67 ayuntamientos de la provincia en la contratación de los bibliotecarios municipales

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha publicado la resolución definitiva de la convocatoria de ayudas para el mantenimiento de los contratos de bibliotecarios municipales por parte de las entidades locales corresp­­ondiente al año 2022.
En la provincia de Cuenca se van a beneficiar 67 ayuntamientos, que van a percibir cerca de 150.000 euros. Son los municipios de Alarcón, Albaladejo de Las Nogueras, La Alberca de Záncara, Aliaguilla, Almodóvar del Pinar, Arcas, Barajas de Melo, Buenache de Alarcón, Buendía, Campillo de Altobuey, Cañamares, Cañete, Cañizares, Casas de Benítez, Casas de Fernando Alonso, Casas de los Pinos, Chillarón, Enguídanos, La Frontera, Fuente de Pedro Naharro, Fuentes, Graja de Iniesta, Los Hinojosos, Honrubia, Horcajo de Santiago, Huete, Iniesta, Landete, Ledaña, Las Mesas, Minglanilla, Mira, Mota del Cuervo, Motilla del Palancar, Osa de la Vega, Palomares del Campo, El Pedernoso, Las Pedroñeras, El Peral, El Picazo, Pozorrubielos de la Mancha, Pozorrubio de Santiago, Priego, El Provencio, Puebla de Almenara, Quintanar del Rey, San Clemente, Santa Cruz de Moya, Santa María de los Llanos, Santa María del Campo Rus, Sotorribas, Talayuelas, Tébar, Torrubia del Campo, Las Valeras, Valverde de Júcar, Vara de Rey, Villaescusa de Haro, Villagarcía del Llano, Villalba de la Sierra, Villalpardo, Villamayor de Santiago, Villanueva de la Jara, Villar de Olalla, Villarejo de Fuentes, Villares del Saz y Villarta.
El objetivo de esta convocatoria es ayudar a los consistorios a mantener del servicio bibliotecario en los municipios más pequeños como un medio de acceso gratuito a la cultura, el conocimiento y la educación que está a disposición de todos los ciudadanos y ciudadanas.
Actualmente, en la provincia de Cuenca hay 88 bibliotecas y dos bibliobuses que forman parte de la Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha y que atienden a una población cercana a los 187.000 habitantes.
Ésta no es la única línea de ayudas que el Gobierno regional pone a disposición de los ayuntamientos para mejorar las bibliotecas municipales, pues también se conceden subvenciones para hacer adquisiciones bibliográficas, multimedia y de publicaciones periódicas, además de para mejorar el equipamiento. 
 
 

El Gobierno regional colabora con 67 ayuntamientos de la provincia en la contratación de los bibliotecarios municipales