El Gobierno regional apoya la gestión sostenible del viñedo de secano en vaso en Cuenca

25/01/2024Delegación Provincial de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en CuencaCuencaEl delegado provincial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Rodrigo Fernández, ha inaugurado en Iniesta un curso sobre gestión sostenible del viñedo de secano

El delegado provincial de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en la provincia de Cuenca, Rodrigo Fernández, ha puesto de manifiesto la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por la gestión sostenible del viñedo de secano en vaso.
Ha sido durante la inauguración del curso de formación ‘Gestión sostenible del viñedo de secano’, que se ha celebrado en Iniesta, en presencia del alcalde de la localidad, José Luis Merino, y con la asistencia de un centenar de agricultores. 
Fernández ha afirmado que se trata de una formación “útil y necesaria” para los agricultores de la nueva línea de ayudas agroambientales del Plan Estratégico de la Política Agrícola Común (PEPAC) 2023-2027, que tienen como finalidad mantener un sistema de cultivo de viñedo tradicional que contribuye a los objetivos de adaptación al cambio climático y a su mitigación, a la gestión eficiente de recursos naturales como el agua o el suelo, y a detener y revertir la pérdida de biodiversidad. 
“En resumen, lo que buscamos desde el Gobierno regional es que no se abandone un sistema de producción tan adaptado al clima y al medio ambiente de Castilla-La Mancha, y por tanto más sostenible que otros como los sistemas de conducción en espaldera o de regadío”, ha explicado el delegado provincial.
150 solicitudes de ayuda en la provincia
Rodrigo Fernández ha detallado que durante el plazo de presentación de solicitudes de la PAC 2023 se presentaron 658 peticiones a nivel regional en esta nueva línea de ayudas agroambientales, por un total de 3.644 hectáreas de superficie. En la provincia de Cuenca, se han presentado 150 solicitudes para 528 hectáreas de superficie, que cobrarán una subvención de 100 euros por hectárea durante los 5 años de compromiso de dicha ayuda.
Entre los requisitos de la ayuda se encuentran los siguientes: disponer de una superficie mínima de una hectárea de viñedo en vaso, el viñedo debe tener al menos 50 años de antigüedad, acreditar formación adecuada de un mínimo de cinco horas, acreditar asesoramiento técnico a través de organizaciones agrarias o cooperativas agroalimentarias, mantener actualizado el cuaderno de explotación y realizar una fertilización orgánica con estiércol u otros productos compostados como máximo en el tercer año de compromiso.
Ventajas del viñedo de secano
El viñedo de secano tiene, como ventajas, que produce unos vinos de mayor calidad y profundidad, pues las cepas viejas suelen dar menos uvas, pero de mayor calidad y concentración.  Además, al tener raíces profundas, extraen más nutrientes y minerales del suelo, y los vinos tienen mayor complejidad aromática y de sabor. Se da la circunstancia de que las cepas viejas también son más resistentes a las enfermedades de la vid y se adaptan mejor al terreno, además de ser un tipo de cultivo tradicional que forma parte de la cultura y la tradición de nuestra región. Finalmente, son cultivos más sostenibles desde el punto de vista ambiental, ya que requieren menos agua y menos fertilizantes que las cepas jóvenes.
 

El Gobierno regional apoya la gestión sostenible del viñedo de secano en vaso en Cuenca

En la provincia, se han presentado 150 solicitudes para 528 hectáreas de superficie, que cobrarán una subvención de 100 euros por hectárea durante los cinco años de compromiso de dicha ayuda.