El Gobierno impulsa la primera estrategia para la coordinaci…

Las consejerías de Bienestar Social y Sanidad se unen para garantizar la atención, los cuidados y la prestación de servicios de naturaleza sanitaria y social a colectivos especialmente vulnerables para que reciban una atención de calidad

El Gobierno de Canarias da luz verde al inicio de los trabajos conducentes a la aprobación de la primera Estrategia para la Coordinación de la Atención Sociosanitaria de Canarias. Esta estrategia, que tendrá una vigencia de 2024 a 2027 y estará disponible en seis meses, dará respuesta a las demandas de la población en materia sociosanitaria, garantizando la atención, los cuidados y la prestación de servicios a personas en situación de especial vulnerabilidad.

Esta hoja de ruta fue presentada hoy por el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, y las consejeras de Bienestar Social, Candelaria Delgado, y de Sanidad, Esther Monzón. La actuación se enmarca dentro de las estrategias de cuidados que se están llevando a cabo a nivel europeo y que tienen como objetivo afrontar el cambio demográfico de la sociedad actual y dar una respuesta coordinada y eficiente a los requerimientos de la población en materia sociosanitaria.

“No podemos dar soluciones paliativas al cambio estructural que está experimentando nuestra sociedad. Es indispensable que actuemos de forma preventiva y aunemos esfuerzos desde todos los departamentos de la Administración y desde el sector privado. Nuestra población está cambiando y los desafíos de mañana deben planificarse hoy. Cada vez más nuestras ciudadanas y nuestros ciudadanos necesitarán un apoyo que no es solo sanitario ni solo social. Si queremos atender las necesidades de cada persona y al mismo tiempo ser eficientes debemos sumar esfuerzos y planificar una red de recursos adecuada”, explicó el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, en el transcurso de la presentación de la estrategia. “Por ello, para este Gobierno es prioritario impulsar los servicios comunitarios y transformar el modelo de apoyos y cuidados, poniendo en el centro los derechos y el proyecto de vida de cada persona. Y para ello necesitamos favorecer las sinergias entre Sanidad y Bienestar Social, pero también, con otras entidades y sectores”.

Este ambicioso plan incluirá, fruto de la colaboración público-privada, una oferta de plazas para atender a las personas con alta sanitaria que se encuentran en centros hospitalarios de Canarias, fomentará la desinstitucionalización de las personas mayores, impulsará la atención domiciliaria, incentivará la innovación tecnológica en materia sanitaria y adaptará la oferta formativa en universidades y FP para disponer de más profesionales especializados en el sector sociosanitario.

En este sentido, ya hay medidas que se han iniciado y que constituyen la base de este modelo de atención sociosanitario, como son la mejora de la gestión de la dependencia y el desarrollo de la ayuda a domicilio. “Acabamos de destinar siete millones de euros para que los municipios puedan desarrollar la ayuda especializada a domicilio, algo que no se había hecho hasta el momento. Además, estamos inmersos en un proceso de simplificación administrativa en la declaración del grado de dependencia que implicará que podamos cumplir con los plazos que marca la ley”, añadió el presidente.

“En seis meses podremos contar con el texto de la estrategia y pondremos ya en marcha las primeras medidas. Debemos actuar a corto plazo, pero también poner las luces largas y articular un amplio catálogo de medidas que permitan afrontar el futuro con garantías”, subrayó.

La estrategia se llevará a cabo bajo la coordinación conjunta de la Viceconsejería de Bienestar Social y de la Dirección del Servicio Canario de la Salud, a través de sus áreas de atención a la dependencia y de la salud. Entre otros objetivos, este plan de acción articulará medidas para atender a los mayores sin recursos que hoy están en centros sanitarios pero que, sin embargo, precisan de atención sociosanitaria, bien en su propio domicilio o bien en un centro no sanitario.

Este plan de acción será el instrumento de colaboración y coordinación entre las consejerías de Bienestar Social y Sanidad, así como del resto de entidades públicas que tengan competencias asociadas en materia de formación, investigación, innovación o análisis de información y gestión del dato, entre otras, con el objetivo compartido de ofrecer una atención integral.

La estrategia incluirá un diagnóstico de la situación actual y los datos más relevantes en el territorio en materia social y sociosanitaria, además de definir los principios transversales, los objetivos generales y específicos, el marco normativo, las estructuras de gestión y planificación, así como los sistemas de control, seguimiento y evaluación.

Primeros pasos

Las consejerías competentes en materia de Bienestar Social y de Sanidad liderarán la elaboración de una propuesta inicial de la estrategia. Para ello, se constituirá un grupo de trabajo, bajo la coordinación de la Viceconsejería de Bienestar Social y de la Dirección del Servicio Canario de la Salud, en el que participarán representantes y profesionales de ambas consejerías, así como de otros estamentos del Gobierno de Canarias que se estimen competentes.

La propuesta inicial se someterá a la consideración de otras administraciones públicas, agentes económicos y entidades sociales más representativas, además de someterse a información pública, recabándose los informes preceptivos para el procedimiento de elaboración y la estructura de los programas de actuación plurianuales de los entes con presupuesto limitativo.

Finalizadas todas actuaciones citadas, se formulará una propuesta definitiva de la estrategia que será elevada al Consejo de Gobierno para su aprobación.