El Gobierno de García-Page confía en la sensibilidad del Gobierno de España para que mantenga las ayudas a autónomos en zonas despobladas

Toledo, 31 de enero de 2024.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha trasladado al Gobierno de España su petición para que continúen las ayudas para trabajadores autónomos en zonas despobladas y que, en este caso, afecta a la provincia de Cuenca. De este modo, lo ha dado a conocer hoy, en rueda de prensa, la consejera Portavoz, Esther Padilla, al ser preguntada por la retirada de estas subvenciones a trabajadores en zonas de escasa población.
 
La consejera ha asegurado que “desde Castilla-La Mancha hemos trasladado ya al Ministerio la voluntad, interés y petición para que continúen”, ya que, tal y como ha expresado, “esperamos sensibilidad por parte del Gobierno nacional para mantener estas medidas tan importantes para nuestra región por la provincia de Cuenca”. Una medida que también afecta a las provincias de Soria y Teruel y que, tal y como ha recordado Padilla, “no fue apoyada por el Partido Popular a pesar de que ahora reclamen su continuación”.
 
La consejera ha reiterado que esta medida “es buena para las zonas despobladas” y ha hecho hincapié en que Castilla-La Mancha cuenta con una Ley para la Despoblación “que es referente y que, además, establece hasta el 25 por ciento de desgravación para autónomos de las zonas más despobladas” desgravación que incluye a la provincia de Cuenca.
 
Planteamiento compartido para la prohibición de móviles en las aulas
 
En otro orden de asuntos, la consejera Portavoz ha sido preguntada por la posición de Castilla-La Mancha en cuanto a la retirada de los teléfonos móviles de las aulas en los centros educativos del país. A este respecto, Esther Padilla ha respondido que el Ejecutivo autonómico comparte el planteamiento del Consejo Escolar estatal y ha apostillado que “sería buena esa prohibición en la Educación Primaria y sólo para uso educativo pedagógico en la Secundaria”.
 
Además, la portavoz regional ha hecho referencia a que el Gobierno de España, a través del Ministerio de Educación, ha emplazado a que “sea ahora también la libertad de las comunidades autónomas la que establezca, junto con los centros educativos, cuáles son esos criterios pedagógicos para el uso del teléfono móvil en Secundaria”.
 
A este respecto, la consejera ha querido recordar que Castilla-La Mancha “es de las pocas comunidades autónomas que ya tenemos regulado de alguna manera ese uso”, a lo que ha añadido que “no llega a la prohibición pero sí a la recomendación de no utilizarlo en los centros educativos”. Por todo ello, Padilla ha reiterado que desde el Ejecutivo autonómico “estamos en línea con lo que se aprobó de una manera muy mayoritaria en ese Consejo Escolar”.
 
 
 

El Gobierno de García-Page confía en la sensibilidad del Gobierno de España para que mantenga las ayudas a autónomos en zonas despobladas

La consejera Portavoz, Esther Padilla, ha manifestado a los medios de comunicación que “desde Castilla-La Mancha hemos trasladado ya al Ministerio la voluntad, interés y petición para que continúen” ya que, ha recalcado, en el caso de Castilla-La Mancha “es importante para la provincia de Cuenca”.
 
Padilla ha recordado también que el Partido Popular no apoyó esta iniciativa cuando fue puesta en marcha por el Gobierno de España “a pesar de que ahora reclamen su continuación”.
 
Sobre la retirada de los teléfonos móviles de las aulas en los centros educativos del país, la portavoz del Ejecutivo autonómico ha respondido hoy que Castilla-La Mancha comparte el planteamiento del Consejo Escolar estatal. En este sentido, ha apostillado que “sería buena esa prohibición en la Educación Primaria y sólo para uso educativo pedagógico en la Secundaria”.