El Gobierno de Castilla-La Mancha señala al diálogo social como garante de progreso para consolidar entornos laborales más seguros en la región

Albacete, 26 de abril de 2024.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha señalado el diálogo social como una herramienta fundamental para trabajar de manera conjunta en la región para avanzar en la reducción de los datos de siniestralidad laboral y extender de manera integral una cultura preventiva que empiece en edades tempranas e impregne todo el mercado de trabajo.
 
Así lo ha afirmado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, durante su participación en el acto celebrado en Albacete con motivo del Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el trabajo, bajo el lema designado por la Organización Internacional del Trabajo sobre ‘Repercusiones del cambio climático en la seguridad y la salud en el trabajo’.
 
La consejera ha participado en la jornada acompañada por el director de la Organización Internacional del Trabajo en España, Félix Peinado; y por la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Seguridad y Salud Laboral en la región, Nuria Chust. En este marco, ha reconocido que el cambio climático “tiene una gran afectación sobre los puestos de trabajo, y en especial en una región como la nuestra, que encara ahora meses de calor que afectan de manera directa a muchas actividades, por lo que hay que concienciar en la necesaria toma de medidas preventivas”, ha indicado.
 
Durante su intervención, Patricia Franco ha apelado a la responsabilidad de todos en la lucha contra los accidentes de trabajo. “Responsabilidad de las empresas, para poner a disposición de sus plantillas las medidas preventivas necesarias para garantizar su seguridad en el desempeño de su labor; responsabilidad de los trabajadores y trabajadoras, para reclamar y utilizar esas medidas de seguridad en el día de día de sus puestos; y también de la Administración, para continuar poniendo en marcha políticas y recursos que permitan avanzar en la consecución de entornos laborales más seguros”, ha indicado, y por ello, ha señalado al diálogo social “como base de esa responsabilidad compartida, y como un elemento fundamental para continuar avanzando en la reducción de las tasas de accidentes en la región”.
 
En ese sentido, ha hecho referencia a los datos del Ministerio de Trabajo, que recogen una caída en el índice de incidencia en el año 2023 con respecto al año 2022, así como en el número total de accidentes de trabajo. “Avanzamos, pero tenemos mucho camino que recorrer para implementar aún una verdadera cultura preventiva que impregne todos los ámbitos del mercado de trabajo”, una cultura, ha dicho, que se inicie en edades tempranas y que pueda contribuir a concienciar sobre la necesidad de tomar todas las medidas al alcance para el desarrollo de centros de trabajo seguros.
 
El paro, en 154.100 personas en el primer trimestre del año en la región
 
Además, y en la atención previa a los medios de comunicación, Patricia Franco se ha referido a la EPA del primer trimestre del año publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística, y que, aun respondiendo a la estacionalidad negativa del primer trimestre del año, muestra una evolución desconcertante y que no es representativa del comportamiento del mercado de trabajo en la región en los tres primeros meses del año. “Necesitamos un mayor análisis para conocer el fondo de estas cifras, porque nos hemos encontrado con un incremento en el desempleo más acusado incluso que en los trimestres de la crisis sanitaria, en un momento además en el que ha cambiado la base poblacional sobre la que se elabora la estadística; y queremos ver si ha afectado esa variación y de qué manera”.
 
Así, la EPA sitúa en 154.100 personas el desempleo en el primer trimestre del año, y en 872.600 las personas ocupadas, con una tasa de paro del 15 por ciento en la región y deparando evoluciones negativas en términos intertrimestrales, pero positivas en la comparativa interanual, con menor desempleo, mayor ocupación y menor tasa de paro que en el primer trimestre del año anterior.

El Gobierno de Castilla-La Mancha señala al diálogo social como garante de progreso para consolidar entornos laborales más seguros en la región

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha abogado por promover desde edades tempranas una cultura preventiva que impregne de lleno el mercado de trabajo en todos sus ámbitos, desde las empresas hasta los trabajadores, para continuar reduciendo el índice de incidencia en la región.
 
Patricia Franco ha hecho referencia también a los datos de la EPA publicados hoy por el INE reconociendo que necesitan de un mayor análisis para desentrañar una subida que, pese a que responde a la estacionalidad negativa del primer trimestre del año, se aleja del comportamiento entre enero y marzo del mercado de trabajo.
 
Botón volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies