El Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando con el sector para conseguir la figura de calidad de los Hongos de La Manchuela

Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma líder en producción de champiñón, con una producción media en los últimos años de unas 80.000 toneladas, lo que supone más de la mitad de la producción nacional.
 
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán,  ha indicado que el Ejecutivo autonómico está incentivando la incorporación de jóvenes a este sector, permitiendo un mayor límite en las ayudas, en función de las UTAS que creen quienes se incorporen.
 

El Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando con el sector para conseguir la figura de calidad de los Hongos de La Manchuela

El Herrumblar (Cuenca), 15 de enero de 2024.- El Gobierno de Castilla-La Mancha, en su apuesta por la calidad agroalimentaria, está promoviendo una figura de calidad de los Hongos de La Manchuela, junto con la Asociación de Productores de Hongos Comestibles de Castilla-La Mancha.
 
“Queremos lograr la diferenciación de nuestras setas y champiñones mediante una IGP. Para ello ya se están haciendo las reuniones previas para empezar a realizar el pliego de condiciones. Posteriormente, se hará el estudio de las condiciones que determinen las peculiaridades de los hongos producidos en nuestro entorno” tal como ha dicho el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán, en la visita que ha realizado esta mañana a Champiñones La Joya donde ha inaugurado su nueva nave de cultivo.
 
En esta empresa, Julián Martínez Lizán ha subrayado el liderazgo de la región, “que queremos apalancar con esta nueva figura de calidad”. Prueba de ello es que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma líder en producción de champiñón, con una producción media en los últimos años de unas 80.000 toneladas, lo que supone más de la mitad de la producción nacional.
 
Esta producción está localizada en 26 municipios de La Manchuela por lo que es un producto “imprescindible” para esta comarca de donde sale la totalidad del champiñón de la región con una facturación anual de 120 millones de euros cada año.
 
En estos momentos, el cultivo de los hongos comestibles se realiza en cerca de 1.500 explotaciones, “lo que contribuye a generar empleo y arraigar la población al territorio para combatir la despoblación en el medio rural”.
 
En ese sentido, Julián Martínez Lizán ha ensalzado el trabajo de los cuatro emprendedores de Champiñones La Joya, su inquietud empresarial, trabajo e ilusión “apostando por crear empleo y bienestar en su comarca, y obviamente buscando el objetivo de obtener beneficios para seguir desarrollando su vida donde más les gusta, en el pueblo, donde han vivido toda la vida”.
 
Apuesta por la incorporación de jóvenes al sector de los hongos comestibles
 
Junto a la figura de calidad, el Gobierno regional quiere seguir impulsando el liderazgo de la Comunidad Autónoma en este sector, razón por la cual va a seguir incentivando la incorporación de jóvenes a la producción de champiñón y otros hongos, aumentando las ayudas para las inversiones necesarias, que en este sector son mayores, en función de las UTAS que creen quienes se incorporen.
 
Se trata de una “apuesta clara y muy demandada para un sector estratégico como el de los hongos comestibles” que ha sido una novedad en esta convocatoria y que da respuesta a las demandas que desde el sector a través de Cooperativas Agroalimentarias se venía planteando. De esta manera, se quiere dar respuesta a las inquietudes del sector “para apoyar más si cabe a los emprendedores del sector del champiñón”, en palabras de Martínez Lizán.
 
Antes de acudir a Champiñones La Joya, el consejero ha visitado la Cooperativa ‘Nuestra Señora de La Estrella’ acompañado por la directora general de Producción Agroalimentaria y Cooperativas, Elena Escobar; el director general de Ordenación Agropecuaria, Joaquín Cuadrado; los delegados de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en Cuenca y Albacete, Rodrigo Fernández y Ramón Sáez respectivamente y el alcalde de la localidad, Leandro Blasco. Allí ha destacado su apuesta creciente por la producción de vinos de calidad y la ha puesto como “ejemplo del desarrollo socio-económico en el territorio que desarrollan las cooperativas”.