El Gobierno de Castilla-La Mancha avanza en la dotación de nuevas infraestructuras sanitarias para las zonas rurales de la región

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha señalado que unas buenas infraestructuras, junto con la tecnología y la necesaria dotación de recursos humanos, son los compromisos del Gobierno regional para ofrecer la mejor atención a los ciudadanos de Castilla-La Mancha, independientemente de donde vivan.
 
El nuevo Centro de Salud de Campillo de Altobuey ha supuesto una inversión del Gobierno de Castilla-La Mancha de 1,6 millones de euros y dispone de 835 metros cuadrados de superficie, lo que ha permitido contar con un gimnasio para fisioterapia, evitando desplazamientos de los vecinos para recibir estos tratamientos.
 

Campillo de Altobuey (Cuenca), 26 de enero de 2024.- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha inaugurado hoy el nuevo centro de salud con el que el Gobierno regional ha dotado al municipio de Campillo de Altobuey, que ya dispone de una nueva infraestructura para ofrecer la mejor atención sanitaria a esta zona de salud del ámbito rural con 2.020 tarjetas sanitarias repartidas en seis municipios.
 
El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, que ha participado en el acto de la inauguración del centro junto con el vicepresidente primero, José Luis Martínez Guijarro; el alcalde de Campillo de Altobuey, Francisco López; el presidente de la Diputación de Cuenca, Álvaro Martínez Chana; y la delegada de la Junta, Marián López; ha valorado la puesta en funcionamiento de este nuevo centro de salud, explicando que es el centro número 28 de Atención Primaria que se inaugura desde 2015, con los Gobiernos de Emiliano García-Page.
 
El responsable de las políticas sanitarias de Castilla-La Mancha ha destacado que, con este centro, “los profesionales están contentos, los vecinos están contentos y el Gobierno está contento”, porque “Page sigue cumpliendo”.
 
Nuevo centro y nuevas prestaciones
 
El nuevo Centro de Salud de Campillo de Altobuey da cobertura a más de 2.000 tarjetas sanitarias de esta Zona Básica de Salud, que está integrada por los municipios de Almodóvar del Pinar, Chumillas, Enguídanos, Paracuellos de la Vega y Solera de Gabaldón.
 
En su construcción y equipamiento, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha invertido 1,6 millones de euros, lo que va a permitir, no solo contar con unas nuevas instalaciones perfectamente dotadas, sino también ampliar la cartera de prestaciones con la incorporación de la fisioterapia, ya que, hasta ahora, los vecinos de Campillo de Altobuey debían desplazarse a Motilla del Palancar para recibir estos tratamientos.
 
Las nuevas instalaciones sanitarias con las que el Gobierno regional ha dotado al municipio de Campillo de Altobuey se han construido en unos terrenos cedidos por el Ayuntamiento campillano en la calle Camino Quemado y disponen de una superficie construida de 835 metros cuadrados.
 
El nuevo centro de salud, diseñado por el arquitecto Jorge Antonio Megías Boró y edificado por la empresa ‘Construcciones Carrascosa de Cuenca, S.L.’, se ha distribuido en una sola planta y dispone de un área de asistencia general y urgente, con dos consultas de medicina de familia y otras dos de enfermería, además de una sala de emergencias y curas.
 
Las instalaciones cuentan también con una sala de extracciones, un área de rehabilitación, además de un aula-biblioteca y una zona de descanso para los profesionales de guardia, salas de espera, aseos, vestuarios, zonas de recepción de pacientes y zona de servicios generales y soporte logístico.
 
Cabe recordar que en el año 2010 se inició el procedimiento para la redacción del proyecto del nuevo centro de salud de Campillo de Altobuey que, tras su aprobación, fue paralizado en el año 2012, durante el periodo de Gobierno del PP en Castilla-La Mancha, al igual que ocurrió con casi otro centenar de proyectos de infraestructuras sanitarias en la región, entre ellos también la construcción del nuevo Hospital Universitario de Cuenca.
 
 
 
 
 
 

El Gobierno de Castilla-La Mancha avanza en la dotación de nuevas infraestructuras sanitarias para las zonas rurales de la región