El Gobierno de Castilla-La Mancha ampliará su SAI LGTBI para prestar servicio de manera presencial en las cinco provincias de la región

Toledo, 17 de enero de 2024.- El Gobierno de Castilla-La Mancha califica de “muy positivos” los datos de atención del Servicio de Atención Integral (SAI) a personas LGTBI, puesto en marcha en abril de 2023, en virtud de la Ley de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI. Tanto es así que, tal y como ha avanzado la consejera de Igualdad, Sara Simón, este miércoles, se proyecta ya la ampliación de la atención presencial a las otras cuatro provincias de la región, junto a la sede principal de Toledo.
 
“El Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando ya en un nuevo contrato para que en cada una de las provincias haya un punto de atención física, con el objetivo de llegar a todas las personas que forman parte del colectivo”, ha asegurado Sara Simón, al tiempo que ha explicado que, actualmente, el 70 por ciento de las atenciones realizadas desde la oficina ubicaba en la ciudad de Toledo “son ya de carácter no presencial, a través de medios telemáticos”.
 
Aunque Simón ha puesto en valor la atención no presencial “porque está permitiendo llegar ya de una manera muy importante a un ámbito clave como es el mundo rural”, la Consejería de Igualdad tiene como objetivo “acercar el servicio a la comunidad LGTBI de la región para que ninguna persona se sienta desprotegida cuando tenga dudas, necesite asesoría o ayuda de diferente tipo”.
 
La consejera ha realizado estas declaraciones, este miércoles, instantes previos a la celebración de una reunión técnica de trabajo con el personal del SAI LGTBI, al que no solo ha confirmado la futura atención presencial en las cinco provincias sino una “extensión general” del servicio en su conjunto.
 
Simón ha reiterado el “claro y firme compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha en el desarrollo de derechos” y para “combatir cualquier acción de odio contra el colectivo y contra todas las personas que sienten que forma parte del colectivo”. Por ello, ha añadido, “vamos a seguir trabajando de manera transversal, hablando con otras instituciones, administraciones o empresas que son también un sector clave para poder desarrollar la Ley de Diversidad Sexual para que todas las personas puedan desarrollar una vida plena”.
 
Casi 1.700 actuaciones en distintas áreas en nueve meses
 
La consejera ha analizado junto al equipo técnico de la Consejería de Igualdad y del propio SAI LGTBI los datos de funcionamiento del servicio durante los nueve meses de funcionamiento en 2023, con el objetivo de “potenciar la atención y de poder detectar también distintas necesidades relativas al colectivo en distintos puntos de la región”.
 
Según la memoria elaborada por el servicio, en 2023 se realizaron 908 atenciones a personas que originaron 1.670 actuaciones, a través de las áreas social, psicológica, jurídica y educativa. El 70 por ciento de ellas fueron de carácter no presencial frente al 30 que representaron la atención física en Toledo, que acumula el 56 por ciento de los expedientes generados. La segunda provincia con mayor volumen de expedientes fue Albacete con un 18 por ciento, y después Guadalajara, con un 15 por ciento; Ciudad Real con un ocho y, en último lugar, Cuenca con un tres por ciento. 
 
El SAI-LGTBI es un servicio multidisciplinar destinado a proporcionar apoyo, información y asistencia en diversas áreas a personas y grupos pertenecientes a la comunidad LGTBI. Desde consultas generales hasta casos que requieren un enfoque más especializado, el SAI ofrece un amplio espectro de servicios, incluyendo apoyo social, asesoramiento legal, orientación psicológica y recursos educativos.
 
La atención presencial del SAI LGTBI se realiza en la única sede física ubicada en la calle Salto del Caballo número 3 de Toledo, con un horario de atención presencial de lunes a jueves de 9:00 a 20:00 horas y viernes de 9:00 a 15:00 horas. Atención que también se presta a distancia a través del teléfono 925 27 83 77, de otros medios telemáticos o de la línea nacional 028 ‘Arco Iris’.

En tan solo nueve meses de funcionamiento, el SAI LAGTBI de Castilla-La Mancha ha realizado más de 900 atenciones, que han originado casi 1.700 atenciones a nivel social, jurídico, psicológico y educativo.
 
La consejera de Igualdad, Sara Simón, ha insistido en que “el Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando ya en un nuevo contrato para que en cada una de las provincias haya un punto de atención física, con el objetivo de llegar a todas las personas que forman parte del colectivo, especialmente a quienes viven en el mundo rural”.
 

El Gobierno de Castilla-La Mancha ampliará su SAI LGTBI para prestar servicio de manera presencial en las cinco provincias de la región