El Gobierno de Castilla-La Mancha amplía la red de atención a personas con problemas de salud mental con la apertura de la Residencia Comunitaria del Hospital del Rey

El Gobierno de Castilla-La Mancha amplía la red de atención a personas con problemas de salud mental con la apertura de la Residencia Comunitaria del Hospital del Rey

Toledo, 30 de noviembre de 2023.- Sus Majestades los Reyes de España han inaugurado esta mañana la Residencia Comunitaria del Hospital del Rey donde han estado acompañados por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.
 
El 7 de octubre de 2020, en el Debate del Estado de la Región, el presidente de la Junta de Comunidades del Gobierno regional anunció la puesta en marcha del Hospitalito del Rey de la capital castellanomanchega, como recurso sociosanitario avanzado para servicios especializados. Desde esa fecha, la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha ha trabajado para poner en funcionamiento el emblemático edificio, tras haber permanecido cerrado durante diez años después de la finalización de la reforma integral.
 
Las residencias comunitarias son centros sociosanitarios de carácter residencial que, desde el modelo de salud mental basada en derechos, ofrecen una atención especializada en rehabilitación psicosocial, alojamiento, manutención y actividades para la mejora de la autonomía personal y social y la integración comunitaria a personas mayores de edad con problemas de salud mental grave que precisan de un sistema de apoyo intensivo al no contar con apoyo social y familiar y/o que debido a su grado de deterioro psicosocial requieren el apoyo personal y social desde este tipo de recursos.
 
Así, el Hospital del Rey se tipifica como una Residencia Comunitaria y es la quinta residencia dentro de la red a la atención a la salud mental configurada en la región. Cuenta con 60 plazas distribuidas en 20 habitaciones individuales y 20 habitaciones dobles. Con su apertura un objetivo fundamental es la de aumentar plazas para aquellas personas que precisan de apoyo, a fin de poder transitar hacia una vida de mayor autonomía en todas sus esferas.
 
Una característica fundamental de este recurso es que se encuentra ubicado en el centro de la ciudad, en pleno casco histórico de Toledo, lo que sin duda genera una oportunidad de integración comunitaria para las personas residentes. Lo que supone un contacto directo con la sociedad que genera el reto del trabajo por la sensibilización y lucha contra el estigma, así como de la coparticipación ciudadana y la visibilización de una realidad social que por desconocida resulta temida.
 
Además, al tratarse de un edificio de gran relevancia para la ciudadanía de Toledo y estar catalogada como Monumento de la ciudad, la Residencia Comunitaria Hospital del Rey cuenta con un enclave que viene a dignificar a las personas residentes y a esta realidad compartida por tantas personas y familias de la sociedad, a la vez que cuenta con espacios que estarán abiertos a un uso compartido con la ciudadanía para confluir en actividades culturales, artísticas y de convivencia, que generen una apertura de la residencia hacia la ciudad de Toledo y favorezcan la integración comunitaria de las personas residentes.
 
Un total de 61 profesionales trabajan en la Residencia Comunitaria Hospital del Rey, en los distintos servicios.
 
Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha
 
La titularidad y la gestión de la Residencia Comunitaria Hospital del Rey corresponden a la Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha.
 
La Fundación Sociosanitaria de Castilla-La Mancha directa e indirectamente, en coordinación con la Red de Salud Mental del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), atendió en 2022 más de 4.000 personas en dos ámbitos principales de actuación, la salud mental y las adicciones a sustancias, y a personas con enfermedades crónicas en situación de exclusión social.
 
Durante el 2022, la gestión directa e indirecta se desarrolló sobre un total de 67 dispositivos asistenciales especializados en la atención de personas adultas con problemas de salud mental, menores con necesidades sociosanitarias y educativas, adultos que requieren de apoyo en el ejercicio de su capacidad jurídica reconocida judicialmente, adultos con problemas de consumo de sustancias y adultos en riesgo de exclusión social con enfermedades crónicas.
 
El edificio, que ha permanecido cerrado diez años desde su reforma integral, tiene capacidad para albergar 60 plazas de usuarios con problemas de salud mental y cuenta con 20 habitaciones individuales y 20 habitaciones dobles en el corazón de la capital de Castilla-La Mancha.
 
El objetivo fundamental con la apertura del centro es la de aumentar las plazas para atender a aquellas personas que precisan de apoyo, a fin de poder transitar hacia una vida de mayor autonomía en todas sus esferas, haciendo una vida comunitaria en el centro de la ciudad.