El Gobierno de Canarias suspende a la presidencia y a la Jun…

Para la recuperación del normal funcionamiento del atletismo canario, ha nombrado una Comisión Gestora que actuará durante el tiempo estrictamente imprescindible y contará con un grupo de apoyo equilibrado territorial (Federaciones Insulares) y sectorialmente (con representación de todas las disciplinas)

El área de Deportes del Gobierno de Canarias ha suspendido de forma cautelar y provisional a la presidencia de la Federación Canaria de Atletismo, recuperando además las funciones públicas otorgadas a su Junta Directiva y designando una Comisión Gestora que restaure el funcionamiento ordinario del atletismo en las Islas.

La medida se produce después de que el Gobierno haya sustanciado un expediente de diligencias previas y constatado la ausencia de actividad, así como la falta de información de la citada Federación, todo lo cual fue denunciado ante el recientemente renovado Comité Canario de Disciplina Deportiva. De hecho, la pasada semana y nada más reactivar su funcionamiento, este organismo independiente acordó incoar un expediente disciplinario contra el presidente y los miembros no natos de la Junta como consecuencia de presuntas infracciones disciplinarias muy graves susceptibles de sanciones tipificadas tanto en la Ley 1/2019, de 30 de enero, de la Actividad Física y el Deporte de Canarias como en sus disposiciones de desarrollo.

Resolución

Dados los antecedentes, el Gobierno de Canarias ha notificado a los interesados una resolución específica revocando las funciones públicas atribuidas a la Federación Canaria de Atletismo según el artículo 66 de la citada Ley y asumiendo su ejercicio por el tiempo estrictamente necesario para restaurar la normalidad en el seno de la misma.

Del mismo modo, ha suspendido en sus funciones, de forma cautelar y provisional, al presidente y al resto de miembros no natos de la Junta de Gobierno, conforme al artículo 74 de la Ley 1/2019.

Por último, para el ejercicio de las funciones públicas atribuidas a la Federación Canaria de Atletismo, en la misma resolución y bajo supervisión de la Dirección General de la Actividad Física y el Deporte, se crea una Comisión Gestora presidida por Omar Hernández Concepción, con el asesoramiento legal del doctor en Derecho Administrativo por la Universidad de La Laguna y experto en la Junta de Garantías Electorales de Canarias Juan José Guimerá Rico, e integrada también por Luis González González, Aurora Vega Gil y Carmen Nieves Francisco Rodríguez.

Para garantizar una equilibrada representación territorial y sectorial de las distintas disciplinas del atletismo canario, tendrán acceso a todas las sesiones de la Comisión con derecho a voz los presidentes de las Federaciones Insulares de Atletismo o los miembros de su Junta Directiva en quienes deleguen, así como cualquier persona física o entidad a los que se refiere el artículo 2 de los estatutos de la Federación Canaria a propuesta de la Comisión Gestora.

El mandato de la Comisión se extenderá por el tiempo estrictamente necesario para restaurar el normal funcionamiento de sus órganos y el ejercicio de las competencias de la Federación Canaria de Atletismo en el ámbito deportivo, en particular, la normalización de las obligaciones administrativas, legales y económicas; la tramitación de las licencias federativas y la tutela-protección de las personas deportistas, las entidades afiliadas, el personal técnico y arbitral, así como la organización de las competiciones oficiales federadas, de manera inicial.

Una vez se haya restaurado el normal funcionamiento de la Federación, la Comisión Gestora y su grupo de apoyo territorial/sectorial convocarán, conforme a sus estatutos y demás normativa aplicable, a todos los miembros la Asamblea General de la Federación Canaria de Atletismo para debatir y votar la moción de censura presentada hace meses, comunicándolo a la Dirección General de la Actividad Física y el Deporte y dando por concluido su trabajo.

El Gobierno de Canarias recuerda que la responsabilidad que van a ostentar la Comisión Gestora y su grupo de apoyo durante el tiempo estrictamente necesario para restaurar el normal funcionamiento de la Federación se asume de forma totalmente altruista y desinteresada, a propuesta de la Administración y para velar por ésta en el tránsito hacia la normalidad democrática del ente federativo, esfuerzo que el Gobierno reconoce y agradece pública y expresamente a todas las personas que han aceptado su petición.