El Gobierno de Canarias se compromete a abrir los Túneles d…

El consejero Pablo Rodríguez y la directora de Infraestructura Viaria, Rosana Melián, han supervisado los trabajos que se desarrollan en la boca norte de los túneles

Pablo Rodríguez destaca la importancia de esta obra, que fue adjudicada en su etapa anterior, y que salvará los tramos afectados por desprendimientos en los meses de lluvias

El proyecto incluye una inversión de tres millones de euros para desarrollar acciones de integración paisajística y conservación del entorno natural

El consejero de Obras Públicas, Vivienda y Movilidad del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, ha supervisado este jueves, 14 de diciembre, los trabajos que la Consejería está desarrollando en el proyecto de la segunda fase de la carretera de La Aldea, concretamente en los Túneles de Faneque, que conectarán el tramo comprendido entre las zonas de El Risco y Agaete, y que se prevé que entren en servicio en el primer trimestre de 2024.

A la visita también ha asistido la directora general de Infraestructura Viaria, Rosana Melián, los alcaldes de La Aldea y Agaete, Víctor Hernández y Jesús González, respectivamente, así como el equipo técnico del departamento que trabaja en el proyecto, dirigido por José Luis Martínez Cocero.

Durante el recorrido, Pablo Rodríguez ha destacado la importancia de esta obra para la isla de Gran Canaria, pero en particular para los aldeanos y aldeanas. “Esta obra salvará la sucesión interminable de curvas que conectan El Risco y Agaete, minimizando los riesgos de los usuarios que transitan por el macizo de Faneque, que además sufre constantes desprendimientos, volviéndose más frecuentes en épocas de lluvia”.

Por su parte, la directora general de Infraestructura Viaria, Rosana Melián, ha señalado que “en estos momentos se está realizando la última capa de aglomerado, para después pintar y proceder a colocar la señalización. Además, se están terminando las múltiples instalaciones y haciendo pruebas para garantizar el buen funcionamiento de todos los elementos”.

Esta iniciativa emplea de manera directa a 220 trabajadores, entre operarios y personal especializado, cuando se efectúan las excavaciones de los túneles, y una media de 150 en las labores que se desarrollan diariamente.

Desarrollo del proyecto

El tramo que entrará en servicio, previsiblemente en los primeros tres meses de 2024, tras su recepción por el Cabildo de Gran Canaria, que será el encargado de conservarlo y mantenerlo, discurre bajo el Risco de Faneque, que se salva con dos túneles, con dos carriles por sentido, que se comunicarán mediante cinco galerías transversales.

El lado Norte de estos túneles se encuentra en la zona de Hoya de Segura, donde se ha rectificado la actual GC-200, ejecutando dos importantes obras de drenaje y un muro de piedra vista. En esta misma área, se está terminando de ejecutar una rotonda provisional que conectará la actual GC-200 con el túnel de entrada -lado mar- y el de salida -lado tierra-.

En el sentido hacia La Aldea, los vehículos recorrerán el túnel lado mar de dos kilómetros, para estar al otro lado del Risco de Faneque en menos de 1,5 minutos.

Por el túnel, -lado tierra-, cruzarán al mismo tiempo los vehículos que, procedentes de La Aldea o El Risco, se dirijan a Agaete -túnel de 2,1 kilómetros-. Una vez pasado Faneque, bajo túnel y aprovechando los ramales del nuevo enlace de El Risco, los vehículos conectarán, antes de llegar a El Risco, con la actual GC-200, mediante una rotonda definitiva y después de cruzar otro pequeño túnel, que no estaba previsto inicialmente pero que se proyectó para salvar el yacimiento arqueológico hallado posteriormente.

Este nuevo trayecto permitirá recorrer en un minuto y medio los tres kilómetros más peligrosos de la GC-200, que normalmente se tardan en recorrer entre cinco y diez minutos.

Inmediatamente después de los dos túneles de Faneque, se desarrolla el enlace con El Risco, el cual comunicará este núcleo con el municipio de Agaete.

Más adelante, se ejecutará el Viaducto de El Risco, con una longitud de 520 metros y tres carriles -dos de subida hacia La Aldea y uno de bajada hacia Agaete- y el último túnel de 600 metros, ya ejecutado, junto a tres carriles, conectará con el tramo ya finalizado en el enlace de Güigüí.

Las obras de la segunda fase de la carretera de La Aldea correspondientes al tramo El Risco-Agaete, se adjudicaron a la UTE Ferrovial-Agromán S.A. – Acciona Construcción S.A.- Lopesan S.A. y Bitumex S.A., por 165 millones de euros, tras un modificado, y permitirá atravesar durante 8,5 kilómetros de longitud la compleja orografía noroccidental de la isla de Gran Canaria.

Actuaciones para garantizar la protección del entorno

El proyecto de mejora de la conexión viaria entre Agaete y La Aldea contempla el desarrollo de medidas ambientales y de integración paisajística, que supondrán una inversión de tres millones de euros, para recuperar y consolidar los hábitats de interés comunitario.

Por un lado, para minimizar la afección al entorno y contribuir a la preservación del Parque Natural de Tamadaba, se han plantado 228.000 metros cuadrados de tabaibal cardonal en el área de Lomo Cambado y Llano del Morrete del Cura.

Asimismo, y tras el hallazgo de un yacimiento arqueológico en el Lomo de la Aulaga (El Risco), se ha proyectado un túnel que no estaba previsto en el proyecto original para preservarlo, y se ha sustituido la línea aérea de alta tensión del tramo Agaete-El Risco por una subterránea.

Además, la obra cuenta con más de 120 kilómetros de cableado de fibra óptica y detección de incendios, entre otros.

El consejero ha resaltado que “la obra del segundo tramo, que adjudiqué en mi anterior etapa como consejero de este departamento, es una demanda histórica que se está ejecutando de forma ejemplar, teniendo en cuenta el sobrevenido descubrimiento del yacimiento arqueológico, por lo que, a principios de año, podremos poner en servicio este doble túnel para que, los vecinos y vecinas no tengan que pasar por el peligroso tramo del macizo de Faneque durante el próximo invierno”.