El Gobierno de Canarias recomienda tomar las medidas adecuad…

La Dirección General de Emergencias ha declarado la alerta por viento en La Palma y Tenerife, y la situación de prealerta por viento en el resto de las islas

Las islas de El Hierro y La Palma también se encuentran, desde esta medianoche, en una situación de prealerta por mar de fondo

El Gobierno de Canarias ha declarado la situación de alerta por viento en la Palma y Tenerife, y de prealerta en el resto de las islas, ante la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que indica, a partir de las 18:00 horas de hoy, presencia de viento de componente sur girando a oeste, con rachas de suroeste que podrían superar los 90 km/h en cumbres y medianías, fundamentalmente, en las dos islas que se encuentran en situación de alerta.

Asimismo, en base a la predicción de la AEMET y otras fuentes consultadas, la Dirección General de Emergencias ha declarado la situación de prealerta por fenómenos costeros en El Hierro y La Palma, ya que a partir de esta madrugada se espera mala mal especialmente en el litoral abierto al norte, oeste y suroeste.

Ante esta situación, desde el Ejecutivo canario se insiste en que la población adopte las medidas adecuadas para prevenir y evitar situaciones de riesgo.

Para evitar accidentes ocasionados por el viento, es importante retirar de ventanas, balcones y azoteas las macetas y todos los objetos que puedan caer a la calle.

Además, se recomienda alejarse de edificaciones en construcción o en mal estado, así como de andamios, grúas, letreros luminosos, vallas publicitarias o cualquier otro elemento que pueda ser arrastrado por el viento.

Respecto a los desplazamientos, tanto si se circula en un vehículo como si se desplaza a pie, hay que extremar la precaución ante posibles obstáculos en la vía, como ramas de árboles o mobiliario urbano, y evitar caminar por jardines o zonas arboladas, entre otros consejos.

En cuanto a la situación de prealerta por fenómenos costeros en El Hierro y La Palma, se aconseja aplazar las actividades náuticas a otro momento, y si se aprecia oleaje fuera de lo normal, evitar los paseos por la costa y no permanecer cerca del mar, ni aproximarse, aunque se calme de repente.