El exceso de burocracia, principal preocupación de los doce…

Un 79,76% considera que sería necesario elaborar y cumplimentar solo aquellos documentos verdaderamente relevantes para la práctica docente y la planificación general del centro y su alumnado. El 51,73 por ciento afirma enfrentarse a tareas burocráticas diariamente, frente al 23,53 y al 4,05% que dice hacerlo solo semanal o mensualmente. El 56,76 y el 20,83% piensa que estas tareas administrativas afectan significativa o moderadamente a su trabajo. Así lo revela la consulta realizada desde la Consejería de Educación para conocer las demandas y necesidades del profesorado, que próximamente se ampliará a otros colectivos.

Para la mayoría de los docentes de Canarias es prioritario simplificar la burocracia de sus centros, según se desprende de la consulta planteada en las últimas semanas por la Consejería de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno de Canarias y que próximamente se ampliará a otros colectivos.

Así, un 79,76% de ellos, esto es, 7.594 de los efectivos encuestados, considera que es necesario elaborar y cumplimentar solo aquellos documentos que verdaderamente sean relevantes para la práctica docente y la planificación general del centro y su alumnado.

Como segunda prioridad (lo es para el 59,58 por ciento de la muestra: 5.673 docentes), figuran los recursos y equipamientos de los centros (dotación de recursos para el desarrollo de la labor docente, tales como material didáctico o equipos informáticos), seguida del reconocimiento social y profesional (el 57,40% y 5.465 profesores lo ven así) y el clima escolar y las relaciones interpersonales (convivencia escolar, resolución de conflictos, relación con el alumnado y dinámicas de interacción con los compañeros/as son importantes para 4.052 docentes, un 42,56% del total). Menor importancia conceden a la organización interna de los centros (interesa al 29,88% del total, 2.845 docentes); el asesoramiento en planificación curricular (29,15% y 2.775), formación del profesorado (29,04% y 2.765) y la comunicación con la Consejería (28,96% y 2.557 docentes).

Planificación

De cara a la planificación, según la consulta formulada por la Consejería, los docentes estiman que lo más importante es la gestión de recursos e infraestructuras educativas (el 59,11% y 5.628 docentes lo considera así). Se da la circunstancia de que estas cifras se conocen coincidiendo con el nombramiento, este lunes, del nuevo director general de Infraestructuras y Equipamientos Educativos, Iván González, que supondrá un nuevo ciclo en la gestión de este asunto, y que esta cuestión es una de las que, según ha venido manifestando, más preocupan también al consejero del área, Poli Suárez.

En segundo y tercer lugar, con un 50,04 y un 49,91 por ciento de las valoraciones emitidas, la gestión administrativa y la eficiencia operativa (mejora de procesos administrativos, gestión de recursos y eficiencia de las operaciones) y la seguridad y convivencia escolar (seguridad en las escuelas, convivencia y resolución de conflictos) preocupa a 4.764 y 4.752 docentes, respectivamente, mientras que la planificación de la educación inclusiva y la atención a la diversidad preocupa al 41,12 de los encuestados (3.915). En menor medida lo hacen también la planificación del desarrollo curricular y la evaluación educativa (36,83% y 3.507 docentes); de la formación docente y el desarrollo profesional (34,01% y 3.238), de la orientación y los servicios estudiantiles (25,33% y 2.412) y de la participación comunitaria y la colaboración intersectorial (22,81% y 2.171), así como la planificación de las políticas y la legislación educativa (18,83% y 1.793 docentes).

Otras cuestiones de interés

Por último, el 51,73 por ciento de los encuestados afirma enfrentarse a tareas burocráticas en el trabajo diariamente, frente al 23,53 y al 4,05% que dice hacerlo solo semanal o mensualmente, respectivamente, lo que ratificaría su preocupación por la excesiva carga burocrática.

De hecho, el 72,39 de ellos opina que muchas de esas tareas son innecesarias o excesivas, siendo las que más trabajo requieren la elaboración de informes o actas (38,39%); de documentación para actividades docentes (18,60%) y los procesos de evaluación/calificación (15,23%).

En ese sentido, para la administración resulta esencial impulsar la digitalización, pero solo el 4,18% del profesorado considera que el nivel actual de digitalización de las tareas es muy avanzado, frente al 35,16% y al 26,32% que lo ve moderado o avanzado. Eso sí, solo el 10,72 y el 3,39 por ciento consideran que es bajo o muy bajo.

En esa línea, el 40,21 por ciento opina que la implementación de más herramientas digitales podría simplificar la gestión (frente al 26,32 que no). Además, el 48,40 niega haber recibido formación para realizar esas tareas de forma eficiente (frente al 31,33% que sí) y, preguntados por el tipo de recursos o apoyos que consideran útiles para simplificar sus tareas, la mayoría (29,17%) habla de mejoras en software de gestión, de “otros” (sin especificar) (15,49%) y de una mejor asistencia técnica o soporte (14,92%).

Estas cuestiones no son baladíes, ya que el 56,76 y el 20,83% de los encuestados piensan que las tareas administrativas afectan significativa o moderadamente a su carga de trabajo y que la comunicación y los procesos administrativos de sus centros son claros y eficientes pocas veces (32,85%), rara vez (4,25) o nunca (1,09).

Detalles de la consulta

La intención de la Consejería al impulsar esta consulta era conocer, de primera mano, las principales demandas y preocupaciones de los más de 27.000 profesores de los diferentes niveles educativos. Para ello, activó un formulario online y de respuesta anónima que incluía una veintena de preguntas sobre cuestiones susceptibles de mejora al objeto de diseñar, con la colaboración de directivos y docentes, un mapa de deficiencias a resolver durante la presente legislatura.

En total, la consulta ha sido atendida por 9.521 docentes, aproximadamente una tercera parte de los encuestados. De ellos, un 12,52 por ciento (1.192) formaban parte de equipos directivos, y el resto (7.937 encuestados y un 83,36 por ciento) era profesorado no directivo, en su mayor parte, procedente de Gran Canaria (un 39,62 por ciento de la muestra, con 3.772 efectivos); Tenerife (36,28 y 3.454); Lanzarote (7,8% y 793 docentes) y Fuerteventura (6,42% y 611). Un total de 391 encuestados (4,11%) ejercen en La Palma; 95 lo hacen en La Gomera (1%); 59 (0,62%), en El Hierro, y 4 (0,04%), en La Graciosa.

“Potenciar el bienestar personal y profesional de la comunidad docente es uno de los objetivos prioritarios de esta Consejería, además de poner en valor y reforzar la encomiable labor que realizan en sus respectivos centros”, aseveró hace unos días y en relación a la consulta el consejero regional de Educación, Poli Suárez, quien subrayó que “recogemos de primera mano la opinión y percepción de los docentes, que son quienes están día a día en las aulas”, de forma que “podremos recabar y atender las incidencias o posibles mejoras prioritarias de manera más eficaz”. Así, Suárez reiteró su compromiso de que “esta sea la Consejería del nosotros, donde todos aportamos y remamos en la misma dirección para mejorar la Educación en Canarias”. Los datos serán ahora objeto de un estudio más detallado por parte de sus responsables.