El Ejecutivo regional destina cerca de 50 millones de euros a las labores preventivas, el pilar fundamental en la lucha integral contra los incendios forestales

Toledo, 9 de enero de 2024.- El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado destinar una partida de cerca de 50 millones de euros, destinados a la prevención, “el pilar fundamental en la lucha integral contra los incendios forestales en el medio natural”, tal y como ha subrayado la consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, en la rueda de prensa posterior a su aprobación en Consejo de Gobierno.
 
En este contexto, Gómez ha puesto en valor que “en Castilla-La Mancha se trabaja los 365 días del año frente a los incendios forestales, tanto en labores de prevención como en extinción, a través del dispositivo del Plan Infocam. Algo que no sería posible si nuestro Ejecutivo no tuviera claro que las actuaciones que realizamos previamente a la campaña de extinción necesitan de una importante dotación económica”.
 
Mediante este encargo, realizado a la empresa pública Geacam y cofinanciado con fondos propios y europeos, se estima que se van a realizar distintos tratamientos preventivos de incendios en más de 8.000 hectáreas de masas forestales. Unas labores planificadas y diseñadas específicamente para evitar la propagación de posibles incendios y abordar su extinción con mayor eficacia y seguridad en caso de necesidad por parte de los bomberos forestales.
 
“Estos trabajos están destinados a adecuar la estructura de la vegetación de las masas forestales y potenciar su resiliencia o contribuir a la función natural de los bosques como sumideros de carbono, entre otros fines”, ha explicado.
 
Además, gracias a esta inversión se refuerzan los sistemas de vigilancia, tanto fija como móvil, se agiliza la elaboración de proyectos de futuras infraestructuras del Plan INFOCAM y la potenciación de quemas prescritas, una herramienta de prevención en la que se emplea fuego técnico para eliminar vegetación potencialmente inflamable, creando montes más resilientes.
 
“La gestión forestal, la conservación de nuestros bosques y del patrimonio natural, ejerce una labor básica en la mitigación de los efectos del cambio climático, además de aportar unos servicios ecosistémicos esenciales para la sociedad, como el agua, la captura de carbono o la generación de oxígeno, y de servir de herramienta de progreso económico para el medio rural”, ha recalcado Mercedes Gómez.
 
Cinco líneas para actuaciones con objetivos específicos
 
La titular de Desarrollo Sostenible ha detallado, por cada una de las cinco líneas, el reparto de la partida aprobada. Así, ha destacado que la Línea 1 (Tratamientos de selvicultura preventiva de defensa contra incendios forestales) “es a la que más importe destinamos, casi 40 millones de euros, para planificar la realización de tratamientos de selvicultura preventiva de defensa contra incendios forestales, con el objetivo de evitar el avance y propagación de un posible incendio a la vez que se facilitan las labores de extinción”.
 
Para la línea 2 (Servicio de vigilancia fija y móvil de defensa contra incendios forestales) el presupuesto alcanza los 9.001.276,84 euros. De esta línea, la consejera ha explicado que “las tareas de vigilancia fija y móvil, aparte de reportar un estimable beneficio indirecto para los montes que pudieran verse afectados por incendios, desencadenan sin lugar a duda un notable efecto disuasorio, sobre todo en aquellas zonas donde pueda existir una clara intencionalidad de provocar incendios forestales”.
 
En cuanto a la Línea 3 (Redacción de proyectos, dirección de obra y coordinación de seguridad y salud en infraestructuras de protección frente incendios forestales), está dotada con 316.618,12 euros, destinados a “disponer de unas infraestructuras e instalaciones adecuadas, utilizadas por y para el dispositivo de prevención y extinción de incendios forestales”, según palabras de Mercedes Gómez.
A la Línea 4 (Redacción de planes de defensa contra incendios forestales y planes de autoprotección) “destinamos 383.199,15 euros para marcar las directrices que protejan y mejoren la defensa de las masas forestales, las infraestructuras existentes y el personal que se encuentra en ellas”, ha señalado.
 
Y, por último, para la Línea 5 (Servicio de planificación, coordinación y evaluación de quemas prescritas) se va a habilitar una partida de 276.902,80 euros para trabajar “el uso controlado del fuego y el empleo de quemas prescritas, las cuales permiten reducir la vegetación y favorecen determinados hábitats y la biodiversidad a ellos asociada”, ha concluido la consejera al respecto.
 
Un millón de euros para restaurar ecosistemas afectados por los incendios forestales
 
Además, en este Consejo de Gobierno también se ha aprobado la inversión de más de un millón de euros, a través de la empresa pública Geacam, destinados a trabajos de conservación y restauración de ecosistemas forestales en zonas afectadas por incendios en Castilla-La Mancha.
 
“La restauración de los entornos naturales afectados por los incendios forestales sirve para recuperar la vegetación autóctona y los bosques, favoreciendo la regeneración natural y evitando así la erosión y los daños derivados del paso del fuego. Proteger el medio natural y contribuir a su conservación es una prioridad del ejecutivo presidido por García-Page”, ha recalcado Gómez.
 
Esta inversión se encuentra dentro de la partida correspondiente a 2024, financiada con fondos Next Generation, que está integrada dentro de un lote total de casi 3,8 millones de euros, que se reparten en anualidades entre 2023 y 2026.
 
La de este año recién comenzado, según ha informado la consejera, servirá para restaurar zonas afectadas por incendios en las provincias de Albacete (zona de los Pinares de Almansa en la Loma de los Caballos y la Rambla del Tejado), de Cuenca (Manga de La Puebla y Dehesa Boyal) y de Guadalajara (Escamilla, la Retuerta, Arroyo Valdetrigos, Fraguas, Ceno Negrillo y la Virgen; Los Heros y las Umbrías; y Peña Usera y otras).
 

El Ejecutivo regional destina cerca de 50 millones de euros a las labores preventivas, el pilar fundamental en la lucha integral contra los incendios forestales