El Centro de Salud La Laguna-Universidad reanuda su activida…

Técnicos del servicio de Infraestructuras informan que se dan condiciones de seguridad para reabrir el centro tras supervisar los problemas detectados en una parte del suelo del edificio

Cuatro consultas del área afectada en la primera planta serán reubicadas en otra zona del centro para atender a los usuarios

La Gerencia de Atención Primaria de Tenerife, adscrita a la Consejería de Sanidad, reabre este jueves el Centro de Salud La Laguna-Universidad, en el municipio de La Laguna, que reanudará toda su actividad asistencial una vez que los servicios técnicos informan que se reúnen la condiciones de seguridad.

El centro fue cerrado preventivamente este miércoles al detectarse ayer por la tarde problemas en una parte del suelo del edificio. Tras la visita realizada durante la mañana por los técnicos del servicio de Infraestructuras del Servicio Canario de la Salud (SCS), se determina que no existe peligro desde el punto de vista técnico en la zona afectada.

Los servicios técnicos concluyen que se puede reabrir el centro en condiciones de seguridad para su uso, recuperando la actividad salvo en las dependencias de cuatro consultas situadas en la primera planta, en la zona afectada. El personal de estas consultas será reubicado en otra área del inmueble para continuar la atención a los pacientes, en tanto se determinan las actuaciones a realizar en esa zona.

De esta manera, el centro reanuda mañana su actividad asistencial no urgente, que tuvo que ser reprogramada ante el cierre del edificio. Esta medida se adoptó de manera preventiva hasta disponer de los correspondientes informes técnicos que garantizaran que se daban las condiciones de seguridad para poder continuar con la actividad en el inmueble.

La actividad asistencial no demorable y urgente que estaba programada para hoy se derivó a las Zonas Básica de Salud de La Laguna-San Benito y La Laguna-Mercedes, centros que contaron con refuerzo de la plantilla del centro de salud Laguna-Universidad.

Las consultas demorables fueron reprogramadas, dando aviso a los pacientes del cambio de agenda, mientras que se mantuvo los servicios de consulta telefónica, laboratorio y servicios básicos asistenciales. Igualmente, la actividad de Urgencias se coordinó con el Servicio de Urgencias Canario para derivarlas a los centros de salud de la zona.