El Ayuntamiento financia con 3,6 millones de euros programas sociales de Cruz Roja y Cáritas – Ayuntamiento de Madrid

La Junta de Gobierno ha aprobado hoy la concesión de dos subvenciones nominativas para programas sociales de Cruz Roja y Cáritas, por un importe conjunto de 3,6 millones de euros. Con este crédito se financiarán un proyecto de prevención e intervención con menores en riesgo de desprotección y otro de dotación de alojamiento a familias en exclusión residencial, ha informado la vicealcaldesa y portavoz municipal, Inma Sanz. 

El programa de Cruz Roja, de carácter socioeducativo, se configura como un recurso de atención a las necesidades de menores que puedan encontrarse en una situación de riesgo o desprotección. Al mismo tiempo, proporciona apoyo a familias que presentan dificultades para conciliar o en sus funciones de crianza. Se desarrolla en 30 centros de día, distribuidos en 18 distritos, y se encamina a la asistencia a niños de entre 3 y 12 años. 

Según las necesidades de cada usuario, se inicia un proceso de prevención o de intervención. En concreto, cada día, de 16:00 a 20:00 h, se ofrece a los beneficiarios un servicio de traslado del centro educativo al centro de día, donde reciben merienda. De lunes a jueves se pone a disposición de los menores ayuda para sus deberes escolares y refuerzo en las materias que les resulten complicadas. 

También se organizan talleres de educación en valores, medioambientales o para la salud, de habilidades sociales, de desarrollo personal, de animación a la lectura o relacionados con el uso de las nuevas tecnologías. Asimismo, los fines de semana y durante las vacaciones escolares se llevan a cabo actividades de ocio y tiempo libre, tales como acampadas, salidas con familias o excursiones. En esta misma línea, se organiza además un campamento urbano dirigido a los niños residentes en la Cañada Real en el mes de julio. 

Más de 1.400 menores beneficiarios

El equipo profesional del programa lo conforman 100 personas, acompañados por 600 voluntarios que prestan apoyo en los desplazamientos y a los monitores en las actividades. Durante 2022, el porcentaje de ocupación del programa alcanzó el 94 % y el número de menores atendidos fue de 1.438. De ellos, el 80 % llegaron derivados por los Servicios Sociales y la mayoría (un 48 %) se encuentra en la franja de edad de entre 6 y 10 años. En cuanto al perfil familiar, el 60 % de los beneficiarios se corresponden con hogares monoparentales de mujeres (57 %). 

El proyecto tiene un coste de 3,9 millones de euros, de los cuales el Ayuntamiento aporta 2,8 millones de euros. Al convenio autorizado hoy serán imputables los gastos acometidos durante todo 2023, hasta el próximo 31 de diciembre.

Alojamiento temporal para familias vulnerables

Por su parte, la iniciativa de Cáritas tiene como finalidad ofrecer soluciones a familias en exclusión residencial a través de un alojamiento temporal y transitorio donde reciben acompañamiento social en diez áreas de atención: familias, salud, relaciones, ocio, laboral, economía, formación, jurídica, vivienda y desarrollo personal. Con este recurso se pretende detectar situaciones complejas o críticas de forma temprana y evitar la separación de los miembros de la familia. 

Los destinatarios son unidades familiares monoparentales, familias sin hogar, alojadas en infraviviendas, que viven una situación de hacinamiento o no disponen de un hogar estable, con prioridad para aquellas con menores a cargo. En 2022, con este servicio se atendió a 66 familias, integradas por 236 personas (140 niños). 

La organización que lo gestiona cuenta con un total de 176 alojamientos, de los que el Ayuntamiento financia 64, con una aportación económica de 806.000 euros. En concreto, estas viviendas se distribuyen entre 15 de alta intensidad con acompañamiento social, 34 de intensidad media-baja también con acompañamiento social, y 15 más para familias en emergencia habitacional. 

En el programa también se ejecutan apoyos participados para fortalecer ámbitos vitales encaminados a la consecución de un proyecto de vida autónomo. Y para prevenir situaciones de riesgo de exclusión social de menores se programan actividades socioeducativas, se promueve la cohesión de las familias y se gestionan ayudas económicas. /