El Ayuntamiento de Toledo propone conceder la Medalla de la Ciudad a la Villa de Madrid, en reconocimiento por los servicios prestados tras la DANA     – Ayuntamiento de Toledo

Honores y Distinciones de la ciudad de Toledo

  • También propone nombrar Hijo Predilecto de la Ciudad de Toledo a Mario Arellano; y a Cipriano González a título póstumo y a María Jesús Torres Hijos Adoptivos de la Ciudad de Toledo.

El alcalde de Toledo, Carlos Velázquez, ha dado a conocer hoy la propuesta para la concesión de Honores y Distinciones que se aprobarán en la Junta de Gobierno Local, y que se entregarán el próximo 23 de enero, día de San Ildefonso, patrón de la ciudad. El objetivo es reconocer y dar público agradecimiento a aquellas personas que hayan destacado de forma extraordinaria, por sus cualidades, méritos profesionales o por los servicios prestados en beneficio de la ciudad.

Por ello, se propone conceder la Medalla de la Ciudad a la Villa de Madrid, en reconocimiento a los excepcionales servicios prestados con motivo de la situación de emergencia provocada por la DANA del 3 de septiembre.

También se propone conceder el título de Hijo Predilecto de la ciudad de Toledo a Mario Arellano; en reconocimiento a su extensa labor en pro de la ciudad y su historia, con numerosas publicaciones y estudios dedicados especialmente a la comunidad mozárabe.

El Ayuntamiento propone la concesión del título de Hija Adoptiva de la Ciudad de Toledo a María Jesús Torres; economista y primera mujer senadora en la democracia por UCD. También propone conceder el título de Hijo Adoptivo de la Ciudad de Toledo a título póstumo a Cipriano González, quien dedicó toda su vida a los más necesitados.

Además, se propone conceder el título de Concejal Honorario a Esteban Paños, por su extraordinaria tarea de entrega y servicio a la corporación municipal; y el título de Ciudadano de Honor, al músico y cantante Andrés López Lancha, “Pole”; por su trayectoria como joven talento de la música y ejemplo para los más jóvenes.

Por último, se propone dedicar el callejón de San Pedro a Vicente López Ballesteros, por su aportación cultural, y fomento a la convivencia y participación ciudadana; y la calle Covarrubias a Damián García-Lozoya, en reconocimiento a una vida de liderazgo empresarial en la ciudad.