El abandono temprano de la educación y la formación en Castilla-La Mancha se sitúa en un 15,7 por ciento, 4,5 puntos menos que antes de la pandemia

29/01/2024Consejería de Educación, Cultura y DeportesEl consejero de Educación, Cultura y Deportes, Amador Pastor, ha destacado que los datos dados a conocer hoy por el Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes, demuestran el acierto de las políticas públicas impulsadas por el Gobierno de Emiliano García-Page a través de programas como el Plan de Éxito Educativo+, que este curso escolar cumple su sexta edición. 

Es, además, de 11,7 puntos menos con respecto al porcentaje de hace una década

Toledo, 29 de enero de 2024.- El abandono escolar temprano de la educación y la formación en Castilla-La Mancha se sitúa en un 15,7 por ciento, 4,5 puntos menos que antes de la pandemia y 11,7 puntos menos con respecto al porcentaje de hace una década, cuando era del 27,4 por ciento.
 
El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Amador Pastor, ha destacado que los datos dados a conocer hoy por el Ministerio de Educación, Formación Profesional y Deportes, demuestra el acierto de las políticas públicas impulsadas por el Gobierno de Emiliano García-Page a través de programas como el Plan de Éxito Educativo+, que este curso escolar cumple su sexta edición.
 
Según el informe publicado por el Ministerio, Castilla-La Mancha mejora en índices como la población de 20 a 24 años que ha completado, al menos, la segunda etapa de Educación Secundaria. En este caso, la comunidad autónoma ha pasado de un 69,8 por ciento de estudiantes que terminaron esta etapa antes de la pandemia a un 77,3 por ciento que lo han hecho actualmente.
 
También el informe expone como la región mejora con respecto a la etapa previa a la pandemia en lo que se refiere a la población de 25 a 34 años que tienen nivel de educación superior. Aquí se ha pasado de un 40,7 por ciento de titulados que había allá por el año 2019 a un 47 por ciento de titulados actuales.
 
El dato de abandono escolar temprano forma parte de los indicadores de la educación de la Estrategia Europea 2020 y se define como el porcentaje de población de entre 18 y 24 años que no han completado la Educación Secundaria y que no sigue ningún tipo de estudio-formación en las cuatro semanas anteriores a la entrevista.
 
 

El abandono temprano de la educación y la formación en Castilla-La Mancha se sitúa en un 15,7 por ciento, 4,5 puntos menos que antes de la pandemia