Díaz Ayuso reconoce a 35 personas que han realizado actuaciones “extraordinarias” de ayuda y servicio en Metro este año: “Representan los valores de Madrid”

“Creo que no somos conscientes de la humanidad y del equipo que hay siempre detrás del Metro de Madrid, tantas personas de bien que dan lo mejor día a día para que todo funcione bien y que más de dos millones de personas se trasladen de punto a punta de la región con tanta eficacia, comodidad y seguridad. No es casualidad”, ha subrayado Díaz Ayuso, quien ha recordado, uno a uno, a lo galardonados: 19 profesionales del suburbano, 14 vigilantes e inspectores de empresas de seguridad y dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

Todos ellos han protagonizado intervenciones determinantes para auxiliar a pasajeros ante urgencias médicas repentinas o situaciones de riesgo para la seguridad. Entre ellas, la asistencia de tres trabajadoras a una mujer que se puso de parto en la estación de Moncloa (Líneas 3 y 6) o el auxilio que un técnico de línea y un maquinista proporcionaron a una usuaria que sufría una fuerte hemorragia en la pierna en la de Argüelles (Líneas 3, 4 y 6). En ambos casos, los empleados lograron controlar la situación hasta la llegada de los servicios sanitarios.

Del mismo modo, se ha reconocido la rápida actuación de un maquinista que junto a dos viajeros más realizaron la reanimación cardiopulmonar a un hombre que estaba sufriendo un posible infarto, al que estabilizaron hasta la llegada del SAMUR. También se ha ensalzado el papel de cinco vigilantes por su intervención ante otras emergencias médicas y a dos jefes de sector de la estación de Simancas (Línea 7) que recuperaron y entregaron a su propietaria un bolso con más de 6.000 euros y varios objetos personales.

Para conmemorar este día y reconocer la dedicación y esfuerzo de estas personas, la presidenta ha entregado a cada uno de los homenajeados un diploma y el logo del rombo de Metro personalizado con su nombre. Además, han recibido de recuerdo una sección de vía por la que circulan los trenes, que queda así convertida en una pequeña escultura cargada de historias, las de todos los usuarios a los que han prestado servicio.

La compañía pública organiza este evento desde 2014 para elogiar y dar visibilidad a comportamientos que reflejan el compromiso, la humanidad y la profesionalidad de los trabajadores del suburbano. Además, hasta en ocho ocasiones se ha reconocido también la actuación de los propios viajeros. Con los homenajeados de este año, son un total de 208 las personas condecoradas.