Derechos humanos, Gaza, COP28, asistencia humanitaria… Las noticias del lunes

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos inauguró este lunes un evento para conmemorar el 75 aniversario de la adopción de la Declaración Universal, donde hizo un llamamiento a “superar la polarización” y a “trabajar unidos”.

“Junto a los avances que han transformado muchas de nuestras sociedades, en los últimos 75 años también se han producido numerosos fracasos en la defensa de los derechos humanos”, señaló Volker Türk, haciendo referencia a la guerra, el hambre, la discriminación, la represión y a las amenazas a las garantías fundamentales generadas por el cambio climático, la contaminación y la pérdida de biodiversidad.

“Son retos profundos e interrelacionados que se derivan del incumplimiento de los derechos humanos”, señaló, añadiendo que “la guía para solucionar esos retos existe”.

“En un momento de tan poca solidaridad, y de tantas visiones divisorias y miopes, [este acto de conmemoración] es una llamada a superar la polarización. Una llamada a trabajar juntos, con valentía y principios, para resolver los enormes retos a los que nos enfrentamos”.

El Alto Comisionado instó, además, a “recuperar el espíritu que llevó a todos los Estados miembros a adoptar la Declaración Universal y a basar las decisiones locales, nacionales y mundiales en todos los ámbitos de la política, en el valor intrínseco e igual de toda vida humana”. 

Gran parte de Gaza está en ruinas tras dos meses de bombardeos.

© UNRWA/Mohammed Hinnawi

La crisis humanitaria de Gaza se agrava mientras continúan los combates en toda la Franja

El coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU, Martin Griffiths, reiteró este lunes su profunda preocupación por la población de Gaza, en medio de informes sobre intensos combates entre las fuerzas israelíes y grupos armados palestinos en la ciudad de Gaza y Yabalia, en el norte de la Franja, y en Jan Yunis, en el sur, mientras continúan los bombardeos israelíes sobre el territorio palestino.

Según la última actualización sobre la emergencia de la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria (OCHA), decenas de miles de personas «con necesidad desesperada de alimentos, agua, refugio, salud y protección» que huyeron recientemente a Rafah, en el sur, esperaron durante horas alrededor de los centros de distribución de ayuda.

Indicaron también que la falta de saneamiento adecuado ha provocado la defecación al aire libre «generalizada», lo que aumenta el temor a la propagación de enfermedades.

La agencia señaló que la capacidad de la ONU para recibir la ayuda que llega de fuera se ha visto considerablemente mermada en los últimos días debido a varios factores. Entre ellos, la escasez de camiones dentro de Gaza, los apagones en las telecomunicaciones y el creciente número de personal que no ha podido desplazarse al paso fronterizo de Rafah debido a la intensidad de las hostilidades. El acceso humanitario a la zona al norte de Wadi Gaza, en el norte, sigue muy limitado.

Además, durante el fin de semana, múltiples instalaciones y personal sanitario fueron atacados en toda la Franja.

Según las autoridades sanitarias gazatíes, desde el comienzo de los combates han muerto en Gaza unas 18.000 personas, de las cuales el 70% son mujeres y niños, y más de 49.000 han resultado heridas.

Activistas climáticos en la COP28 exigiendo una transición del 100% a energías renovables desde el uso de combustibles fósiles.

COP28 /Neville Hopwood

COP28: Guterres pide un acuerdo sobre la eliminación progresiva de los combustibles fósiles

Al entrar en la recta final de las negociaciones, el Secretario General instó este lunes en la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP28) a llegar a un acuerdo sobre la eliminación progresiva de los combustibles fósiles, y dijo a los negociadores que «ahora es el momento de la máxima ambición y la máxima flexibilidad«.

En menos de 48 horas la Conferencia llegará a su fin, por lo que los negociadores están inmersos en intensas conversaciones en busca de un acuerdo sobre puntos clave de la agenda, como el futuro del uso de combustibles fósiles, el aumento de las energías renovables, la toma de medidas de mitigación y adaptación al cambio climático, y la garantía de ayuda financiera para los países vulnerables.

En declaraciones a la prensa, António Guterres advirtió de la carrera contrarreloj de la humanidad, ya que el planeta se encuentra «a minutos de la medianoche» del límite de 1,5 grados, uno de los objetivos clave del calentamiento global establecidos por el Acuerdo de París de 2015. «Y el reloj sigue avanzando», señaló.

En este contexto, el titular de la ONU aseguró que “los ministros y negociadores deben ir más allá de las líneas rojas arbitrarias, las posiciones atrincheradas y las tácticas de bloqueo» e instó a los países a «negociar de buena fe y estar a la altura de las circunstancias».

Subrayó que en un «mundo fracturado y dividido, la COP28 puede demostrar que el multilateralismo sigue siendo nuestra mejor esperanza para afrontar los retos mundiales».

Una mujer alimenta con ramitas un calefactor para calentar su casa en la zona rural de Damasco.

© UNICEF/Hasan Belal

La ONU llamó este lunes a los donantes internacionales a reunir 46.600 millones de dólares para brindar asistencia humanitaria y protección a 180,5 millones de personas a lo largo de 2024.

El organismo señaló que en 2023 el 20% de los niños vive en zonas de conflicto o ha huido de ellas; unos 258 millones de personas se enfrentan al hambre aguda y el número de desplazados se ha duplicado en diez años para que hoy, uno de cada 73 habitantes del planeta haya debido abandonar su hogar.

Por si fuera poco, los brotes de enfermedades causan muertes evitables en todos los rincones del mundo.

En suma, explicó la ONU al lanzar su llamamiento, los conflictos armados, la emergencia climática y las economías en colapso están cobrando un precio devastador en las comunidades más vulnerables de todos los continentes, provocando hambrunas catastróficas, desplazamientos masivos y brotes de enfermedades.

El coordinador de la Oficina de Asuntos Humanitarios (OCHA)  advirtió que si no se lleva más ayuda a la población necesitada en 2024, “la gente lo pagará con su vida”.

Este año han recibido asistencia vital 128 millones de personas, un número que no llega a dos tercios de la población necesitada que OCHA planeaba asistir en 2023. La falta de financiamiento obligó a recortar las proyecciones y dejó sin ayuda vital a millones de seres humanos que viven situaciones extremas.