Cumbre educativa en Lanzarote para abordar la atención del …

El simposio ‘Dislexia y otras dificultades específicas de aprendizaje’ tendrá lugar este sábado en el Hotel Barceló Playa (Playa Blanca)

El viernes, el consejero regional de Educación, Poli Suárez, presidirá la reunión de la Comisión Nacional de Dislexia, a la que asisten representantes de Ministerio y Comunidades Autónomas para ofrecer una respuesta coordinada a las personas con este trastorno
de aprendizaje que afecta al 15 por ciento de la población

El sábado 27 de enero, de 9:30 a 14:30 horas, el Hotel Barceló Playa (Playa Blanca, Lanzarote) acoge la celebración del simposio ‘Dislexia y otras dificultades específicas del lenguaje’, organizado por la Organización Internacional de Dislexia y Familia (DISFAM) y la Federación Española de Dislexia, en colaboración con la Consejería de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno de Canarias.

El simposio, del que hay disponible más información en www.fedis.org, busca formar a distintos colectivos (docentes, otros profesionales, familias, personas afectadas y público en general) sobre las herramientas básicas con las que atender, en igualdad de condiciones y oportunidades, al alumnado con este tipo de trastorno que afecta aproximadamente al 15 por ciento de la población.

En la cita participarán las destacadas ponentes Araceli Salas, educadora infantil y psicomoticista terapéutica, portavoz de la FEDIS y fundadora de Disfam; Dolors Forteza, doctora en Psicopedagogía y profesora titular del Departamento de Pedagogía Aplicada y Psicología del a Educación por la Universidad de las Islas Baleares; Auxiliadora Sánchez, diplomada en Logopedia, maestra en Audición y Lenguaje, graduada en Educación Primaria con Mención en Audición y Lenguaje y Máster en Investigación e Innovación en Educación que trabaja en el proyecto ‘Leeduca’ para la elaboración y la investigación de materiales educativos, y Erica di
Francesco, de la Universidad de Valencia, autora de la tesis doctoral ‘La enseñanzadel inglés como lengua extranjera en alumnos con DSA, dislexia evolutiva’.

Comisión previa

Antes del simposio, el viernes, el consejero regional de Educación, Poli Suárez, presidirá, en calidad de anfitrión, la reunión de la Comisión Nacional de Dislexia, a la que asisten representantes del Ministerio de Educación y las Comunidades
Autónomas con el objetivo de coordinar la respuesta educativa que, independientemente de su lugar de procedencia, se ofrezca a las personas con este trastorno del aprendizaje.

Creada en 2018, la Comisión se reúne con periodicidad bienal para analizar las herramientas básicas con las que atender a este
alumnado en igualdad de condiciones y oportunidades y fomentar así la implantación de una educación totalmente inclusiva.

Este otro encuentro tendrá lugar a partir de las 17:00 horas, también en el Hotel Barceló Playa.

Compromiso de Canarias

La convocatoria de la Comisión y la celebración del simposio en Lanzarote se enmarca en el compromiso adquirido por Suárez con la Federación Española de Dislexia en una reunión mantenida a finales del pasado mes de agosto.

En ella se acordó explorar el desarrollo de acciones que garantizasen los derechos de las personas con dislexia, atendiendo al diagnóstico precoz y las adaptaciones durante las diferentes etapas educativas, así como la visibilización y concienciación de este y otros trastornos de aprendizaje, los cuales requieren determinados apoyos en parte o a lo largo de la escolarización del alumnado.

Canarias cuenta con 32.218 alumnos y alumnas con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE), que son atendidos por profesorado de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje, así como por profesionales de la Orientación Educativa. Dentro de las NEAE, se encuadran las denominadas Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA), que afectan en el Archipiélago a unos 1.055
estudiantes.

Incluida dentro de los trastornos del neurodesarrollo como un trastorno específico del aprendizaje, la dislexia implica en concreto dificultades en la lectura (fluidez, velocidad, comprensión), con posibles implicaciones tanto en la propia lectura como en el cálculo y que interfieren en el rendimiento laboral o académico de las personas.

“Trabajando conjuntamente, la Consejería de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes y la Federación Española de Dislexia buscaremos las vías más adecuadas para favorecer el rendimiento y éxito escolar de este alumnado, lo que les beneficiará en el ámbito educativo, personal, familiar y social”, expresó el consejero.