COP28, malaria, violencia de género en Argentina… Las noticias del jueves

La ciencia apunta a un colapso climático, mientras Guterres llama a la COP28 a la acción

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) presentó el último informe sobre el estado del clima durante la inauguración de la COP28 este jueves en Dubái. 

Si bien 2023 aún no ha terminado, la agencia confirmó que será el más cálido jamás registrado, con temperaturas globales que aumentaron 1,4 °C por encima de los niveles preindustriales.

La agencia advirtió, además, que el deshielo marino antártico alcanzó este año mínimos históricos y tuvo lugar un aumento récord del nivel del mar. 

Durante la inauguración de la COP28, el Secretario General de la ONU declaró que “ha comenzado la carrera para mantener vivo el límite de 1,5 grados acordado por los líderes mundiales en París en 2015” y reiteró su llamado a los países a «triplicar las energías renovables, duplicar la eficiencia energética… y eliminar gradualmente los combustibles fósiles«.

António Guterres recordó también que los Estados deben garantizar que todas las personas en la Tierra estén cubiertas por alertas tempranas contra condiciones climáticas extremas para 2027 y que los países desarrollados deben cumplir la promesa de entregar 100.000 millones de dólares por año en financiamiento climático.

Cúpula Al Wasl en Expo City Dubái, sede de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2023, COP28.

COP28/Mahmoud Khaled

Cúpula Al Wasl en Expo City Dubái, sede de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2023, COP28.

Las negociaciones de la COP28 comienzan con un acuerdo sobre el fondo de pérdidas y daños

Por su parte, las negociaciones de la conferencia climática comenzaron este jueves con un acuerdo sobre el fondo de pérdidas y daños. 

Se trata de un fondo de ayuda destinada a los países vulnerables y en desarrollo para compensar los daños causados por el cambio climático y fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes, como sequías, inundaciones y la subida del nivel del mar. 

En este sentido, el secretario ejecutivo de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático, entidad organizadora de la conferencia, declaró que la ciencia calcula que quedan unos seis años antes de agotar la capacidad del planeta para hacer frente a las emisiones, antes de sobrepasar el límite de 1,5 grados. “Si no se toman medidas ambiciosas, nos dirigimos hacia un aumento de la temperatura de 3 grados para finales de este siglo”, añadió.

Simon Stiell instó a optar por “la fase terminal de la era de los combustibles fósiles tal y como la conocemos”, ya que, si no, daremos la bienvenida a nuestra propia fase terminal. “Y elegimos pagar con la vida de las personas», enfatizó. 

Una madre acuesta a su hijo de un año dentro de un mosquitero en una zona rural de Uganda.

© UNICEF/Maria Wamala

Una madre acuesta a su hijo de un año dentro de un mosquitero en una zona rural de Uganda.

El informe anual sobre la malaria destaca la creciente amenaza del cambio climático

A pesar de los avances en la ampliación del acceso a mosquiteros tratados con insecticida y medicamentos para ayudar a prevenir la malaria en niños pequeños y mujeres embarazadas, más personas están contrayendo la enfermedad, según el último informe al respecto publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se calcula que, en 2022, se produjeron 249 millones de casos de paludismo en todo el mundo, superando en 16 millones de casos el nivel prepandémico de 233 millones registrado en 2019. 

Además de las perturbaciones causadas por el COVID-19, la respuesta mundial al paludismo se ha enfrentado a un número creciente de amenazas, como la resistencia a los medicamentos y a los insecticidas, las crisis humanitarias, la escasez de recursos, los efectos del cambio climático y los retrasos en la ejecución de los programas, especialmente en los países con una elevada carga de la enfermedad. 

El informe profundiza, además, en el nexo entre el cambio climático y la malaria. Los cambios en la temperatura, la humedad y las precipitaciones pueden influir en el comportamiento y la supervivencia del mosquito Anopheles, portador de la enfermedad. 

Los fenómenos meteorológicos extremos, como las olas de calor y las inundaciones, también pueden repercutir directamente en la transmisión y la carga de morbilidad. Las inundaciones catastróficas de Pakistán en 2022, por ejemplo, multiplicaron por cinco los casos de paludismo en el país. 

Una mujer caminando en la ciudad argentina de Buenos Aires (foto de archivo).

Banco Mundial/Juan Ignacio Coda

Una mujer caminando en la ciudad argentina de Buenos Aires (foto de archivo).

Un comité de la ONU celebra el acuerdo amistoso entre Argentina y una víctima de violencia doméstica

El Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) afirmó este jueves que la implementación satisfactoria por parte de Argentina de un acuerdo de solución amistosa con una sobreviviente de violencia doméstica demuestra los esfuerzos del país por reparar a las víctimas y establecer medidas de prevención de futuros actos de violencia y discriminación de género contra mujeres y niñas.

Aplaudimos a Argentina por reconocer públicamente su responsabilidad internacional y pedir disculpas a Del Rosario Díaz, reconociendo la violación de sus derechos”, declaró Hilary Gbedemah, miembro del Comité.

En 2016, Del Rosario Díaz presentó una denuncia ante la Oficina de Violencia Doméstica, solicitando diversas medidas de protección contra su expareja. En respuesta a su solicitud, el Juzgado dictó una orden de alejamiento durante cuatro días, pero no concedió otras medidas cautelares solicitadas, como el desalojo de su expareja de la vivienda, una orden de alejamiento que prohibiera a su expareja acercarse a ella y a sus hijos, y un botón antipánico. 

Un año después, Del Rosario Díaz recibió múltiples puñaladas y puñetazos en su domicilio a manos de su expareja. Tuvo que ser operada de urgencia y se le practicó un baipás carotídeo.

Del Rosario Díaz llevó su caso ante el Comité, alegando que Argentina había violado sus derechos al no protegerla de la violencia doméstica. También alegó que la ineficacia de la investigación policial y de los procedimientos judiciales se debía a estereotipos de género y a la falta de diligencia debida.

El Comité registró el caso e inició la comunicación entre Argentina y la víctima. Como el país llegó a un acuerdo de solución amistosa con Del Rosario Díaz, el organismo decidió archivar la petición presentada por la víctima.