Cooperativas Agro-alimentarias, optimista con la propuesta del Parlamento Europeo para clarificar el origen de la miel

La propuesta de la Comisión de Agricultura supone un paso importante para un etiquetado claro de la miel y provoca que el sector apícola de Cooperativas Agro-alimentarias de España se muestre optimista, ya que es una de las modificaciones que viene solicitando desde años, puesto que la actual Directiva no aseguraba con claridad el país de origen ni su porcentaje.

La Directiva actual permite, en el mejor de los casos, como ocurre en España, que el etiquetado incluya un listado de nombres. Esto ha demostrado ser ineficaz, ya que permite que en el etiquetado de origen de una miel aparezca en primer lugar el nombre “España” a pesar de que el contenido de miel española fuera muy poco significativo. En la nueva propuesta de la Comisión de Agricultura es necesario indicar además del nombre del país el porcentaje de miel de ese origen que hay en el envase.

Además del etiquetado de origen, se han incluido otros aspectos de gran importancia, como la prohibición definitiva de la filtración de la miel, la cual eliminaba un componente de gran valor como es el polen, y que se utilizaba para enmascarar el origen en las mieles importadas. También se defiende la maduración de la miel de forma natural dentro de la colmena, una práctica que llevan a cabo nuestras apicultoras y apicultores, y que es sustituida por un proceso artificial en otros territorios. Asimismo, se promueven acciones para frenar la importación fraudulenta de sucedáneos de la miel.

Cooperativas Agro-alimentarias de España confía que la propuesta de la Comisión de Agricultura se tenga en cuenta en el debate que se iniciará en breve en el Parlamento y con la Comisión y el Consejo Europeo. Sin lugar a duda, es la proposición que defiende con claridad a las apicultoras y apicultores españoles y europeos, a sus cooperativas, y al consumidor porque presenta de forma transparente información sobre el origen de la miel. Un estudio de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) y el Centro de Investigación Conjunta de la UE destaca que el 46% de la miel importada a la Unión Europea no es miel auténtica, ya que no cumple la normativa comunitaria, y que la cifra se eleva al 74% en el caso de las importaciones desde China y al 93% desde Turquía.

De igual modo, el sector apícola cooperativo espera que el Gobierno y el Ministerio de Agricultura, que se constituya en los próximos días, mantenga el compromiso del anterior y continúe apoyando este cambio de la Directiva de la Miel, que se considera fundamental para paliar las graves consecuencias que tiene para las apicultoras y los apicultores, y sus cooperativas, la competencia desleal que provocan ciertas prácticas sobre la miel española y europea.