BME lanza nuevas funcionalidades en los mercados en Bolsa y derivados

  • BME introduce dos nuevas funcionalidades en Renta Variable, incluida la conocida como Trading At Last, que  es una nueva fase de negociación posterior a la subasta de cierre
  • MEFF, el mercado de derivados de BME, introduce la nueva funcionalidad Flag Retail, que permite marcar una orden como perteneciente a un cliente minorista

BME comienza diciembre con nuevos servicios para sus clientes en Bolsa y en su mercado de derivados, MEFF. Por un lado, ha incorporado dos nuevas funcionalidades para aquellos valores que negocien en la subasta de cierre de la sesión de mercado, mientras que MEFF ha puesto en marcha una nueva funcionalidad del sistema para marcar como perteneciente a un cliente minorista una orden.

Respecto a la Bolsa, las dos nuevas funcionalidades son las conocidas como órdenes At the close (AtC) y la fase Trade At Last (TAL). Las órdenes AtC ofrecen a los miembros del mercado la posibilidad de introducir órdenes en cualquier momento de la sesión pero con la particularidad de que se activarán justo al inicio de la subasta de cierre del valor. Esto facilita la entrada de órdenes destinadas a la subasta de cierre sin estar pendientes de su entrada manual en el momento del inicio de la misma.

Por su parte, la fase Trading At Last es una nueva fase de negociación que comienza inmediatamente a continuación de la subasta de cierre y una vez se haya fijado el precio del cierre de sesión. En esta fase se permitirá la negociación de las órdenes que no se hayan podido negociar en la subasta y al precio del cierre de sesión. Esta fase sólo se activará para los valores que hayan fijado precio en la subasta de cierre y tendrá una duración máxima de 10 minutos, desde las 17:35 (o 17:37 si hay extensión de la subasta de cierre) hasta las 17:45.

Por su parte, el mercado de derivados de BME, MEFF, acaba de lanzar la nueva funcionalidad Flag Retail, que permite marcar una orden como perteneciente a un cliente minorista. Esto es importante porque el mercado será capaz de ver las órdenes marcadas como de clientes minoristas y, si los creadores de mercado así lo estiman, podrán mejorar la horquilla en el contrato y ofrecer mejores precios para el cliente.  

Esta nueva funcionalidad se puede emplear de dos maneras: marcando una cuenta como de cliente minorista, por lo que cada una de las órdenes que se envíen asociadas a esa cuenta serán consideradas como tal, o marcando la casilla de Flag Retail dentro de la boleta de una orden, por lo que sólo esa orden en concreto se tratará como minorista.