Ayuntamiento de Toledo El Ayuntamiento de Toledo se suma a la campaña de Tráfico sobre control del transporte escolar

Se desarrollará entre el 22 y el 26 de enero

  • La concejal de Seguridad Ciudadana, Inés Cañizares, indica que se inspeccionarán autobuses, así como la documentación de los conductores, el permiso de conducción, además del tiempo de conducción y descanso, tanto en carreteras convencionales como en vías urbanas.

La concejal de Seguridad Ciudadana, Inés Cañizares, ha anunciado hoy que el Ayuntamiento de Toledo se ha adherido a la campaña promovida con la Dirección General de Tráfico (DGT), que prevé controles al transporte escolar entre el 22 y el 26 de enero, con la colaboración de la Policía Local de Toledo.

Cañizares ha explicado que esta campaña consistirá “en garantizar la seguridad de nuestros hijos, los que viajan en las rutas escolares en autocares, y, en este caso, será la policía del Ayuntamiento la que colabore con la Dirección General de Tráfico. Durante estos días, los padres verán más presencia policial en el entorno de los centros con el objetivo de vigilar que los vehículos cumplen las normas para reforzar la seguridad de los niños y adolescentes”.

La concejalía de Seguridad Ciudadana va a contar con la colaboración de la concejalía de Educación, encabezada por Daniel Morcillo, que va a hacer partícipe de esta campaña a los centros que se vean implicados, “para que todo transcurra con normalidad, informándoles de los puntos que contempla esta campaña, que pretende, insisto, garantizar la seguridad de nuestros pequeños”, ha añadido.

La iniciativa de la DGT prevé inspecciones sobre los vehículos, relativas a autorizaciones, documentos, condiciones técnicas, elementos de seguridad, cinturones o sistemas de retención, además de vigilancia sobre los conductores, controlando el permiso de conducción, tiempo de conducción y descanso, tanto en carreteras convencionales como en vías urbanas.

En este sentido, todos los vehículos destinados al transporte escolar han de cumplir los requisitos recogidos en el Real Decreto 443/2001 del 27 de abril que, entre otras circunstancias, obliga a que los menores vayan acompañados en el autobús por una persona debidamente cualificada, además de establecer una antigüedad máxima de los autobuses o fijar los seguros de los que han de disponer.

La mayoría de los accidentes que se producen en el ámbito del transporte escolar ocurren en el momento de subir o bajar del vehículo o en los instantes inmediatos. En muchos casos se trata de atropellos causados por la distracción del menor, de sus acompañantes o del menor, informa la DGT.