Aumenta el tráfico de metanfetaminas en Afganistán y los países vecinos

El tráfico de metanfetaminas en Afganistán y los países vecinos está aumentando exponencialmente, advirtió este lunes la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) en un nuevo informe que indica que las incautaciones de esa droga se incrementaron casi doce veces en apenas cinco años, pasando de 2,5 toneladas en 2017 a 29,7 toneladas en 2021.

El estudio explica que el tráfico de metanfetaminas se ha intensificado desde que los talibanes prohibieran las drogas en 2022. En cambio, el comercio ilegal de heroína ha disminuido.

Según la UNODC, se puede considerar que, en general, Asia suroccidental cumple una función de transbordo de metanfetaminas hacia los mercados mayoristas posteriores, mientras que Europa suroriental mantiene una importante función de transbordo del tráfico de heroína hacia el mercado principal de Europa occidental y central.

Posible cambio en los mercados de drogas

La expansión del tráfico de ese estupefaciente da cuenta de la aceleración en la fabricación de metanfetaminas y un posible viraje de los mercados de drogas ilícitas dominados durante mucho tiempo por los opiáceos provenientes de Afganistán.

Las incautaciones de metanfetaminas de supuesta procedencia afgana han alcanzado a países de la Unión Europea, el Medio y Cercano Oriente, Asia suroriental y África oriental.

La directora ejecutiva de la UNODC, Ghada Waly, señaló que este aumento del tráfico de metanfetamina en Afganistán y la región sugiere un cambio significativo en el mercado de drogas ilegales y exige atención inmediata.

“Para detener la expansión continua de la fabricación ilícita de metanfetaminas en Afganistán y sus alrededores es esencial una coordinación regional que evite la desviación y el contrabando de precursores químicos”, dijo Waly, y agregó que el nuevo informe busca alertar a la comunidad internacional para que le haga frente a la creciente amenaza de las drogas sintéticas.

Precursores: efedra y medicamentos para el resfriado

Los precursores que se utilizan para la producción de metanfetaminas en Afganistán incluyen la efedra, una planta que abunda en la región y que contiene efedrinas que se extraen para fabricar la droga. 

El uso de las efedrinas es barato a corto plazo; sin embargo, el estudio argumenta que la gran cantidad de efedra que se necesita, aunada a las cosechas poco fiables y la intensa mano de obra que implica, hacen poco probable que el comercio de metanfetamina en Afganistán pueda depender únicamente de la planta de efedra

El análisis plantea que los medicamentos para el resfriado común y los productos químicos de grado industrial son más eficientes y rentables para la fabricación de metanfetaminas y, por lo tanto, suponen una amenaza mucho mayor.

La UNODC recordó que esas sustancias químicas se producen y comercializan legalmente en grandes cantidades en la región y podrían ser accesibles para los fabricantes de metanfetaminas. 

Según los cálculos de la agencia, se necesitan casi 197 kilogramos de efedra seca y procesada para producir uno puro de metanfetaminas. Teniendo en cuenta que aproximadamente la mitad del peso de la planta proviene de la humedad, la cantidad equivalente de efedra recién cosechada se estima en 437 kg. 

Por el contrario, hacen falta sólo 28 kg de medicamentos para el resfriado para producir uno de metanfetamina pura, lo que reduce drásticamente la cantidad requerida. En cuanto a la efedrina o pseudoefedrina de grado industrial, se precisarían menos de diez kg por kilogramo.

“Esos insumos iniciales son mucho más eficientes y se han comunicado incautaciones de precursores de efedrina y pseudoefedrina provenientes del sur de Asia, una región con grandes sectores químicos”, apunta el informe.

No centrarse en la efedra

Ante estas evidencias, la UNODC sostiene que centrarse en la efedra puede afectar las respuestas efectivas de aplicación de la ley, e insiste en que éstas deben coordinarse regionalmente y enfocarse en prevenir y frenar el desvío y el contrabando de precursores químicos a granel.

Además, insta a revisar las regulaciones a las formulaciones de medicamentos para el resfriado, incluida la exploración de posibles reformulaciones de productos que contienen efedrinas, para reducir la disponibilidad de estos insumos para la fabricación de metanfetaminas, salvaguardando al mismo tiempo el acceso adecuado a dichas medicinas para cuestiones de salud.

Botón volver arriba