Ángel Montañés: “Canarias ha perdido cuatro años en ma…

El director general de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático, Ángel Montañés, finaliza en Tenerife esta ronda de encuentros, que tienen como objetivo la coordinación entre el Gobierno de Canarias y las entidades insulares

Entre las cuestiones a tratar se abordó la Estrategia de Economía Circular y sus diversos planes, así como lo que será la futura Ley de Economía Circular

El director general de Transición Ecológica y Lucha contra el Cambio Climático, Ángel Montañés, se reúne con Blanca Pérez, consejera del Área de Medio Natural, Sostenibilidad, Seguridad y Emergencias del Cabildo de Tenerife, con el objetivo de impulsar la economía circular en la islas, abordando cuestiones como la futura Ley de Economía Circular y los diferentes planes. Esta visita se une a las realizadas por Montañés en las últimas semanas, en las que ha mantenido encuentros con todos los cabildos insulares.

El director general ha explicado que en las reuniones con las distintas entidades insulares se ha “analizado el grado de desarrollo del Plan de Acción de Economía Circular 2021-2023”, donde, según apunta, “hemos descubierto el alto grado de desconocimiento y la falta de coordinación por parte del anterior ejecutivo regional ”. Algo, que según apunta, “se suma al hecho de que de las más de 160 acciones incluidas dentro de ese plan, no se ha ejecutado ni un diez por ciento ”, asegurando que “Canarias ha perdido cuatro años en materia de Economía Circular”.

“Ahora hemos sentado las bases de esa coordinación y podemos afirmar que, tanto el Gobierno de Canarias como los cabildos, estamos en sintonía para “pasar de la linealidad hacia la circularidad”, explicó Montañés, añadiendo que desde la Consejería “hemos consultado cuáles son las prioridades de los cabildos en materia de sostenibilidad para incorporarlas al Plan de Acción que se llevará a cabo a lo largo de los próximos 3 años.”

Por último, Montañés ha aprovechado para anunciar la hoja de ruta de la Consejería, afirmando que “ahora toca continuar reuniéndonos con municipios y con agentes sociales para conocer sus proyectos y demandas y lograr que la economía canaria sea por fin circular”.

Además de la consejera del Área de Medio Natural, Sostenibilidad, Seguridad y Emergencias del Cabildo de Tenerife, Blanca Pérez, también asistieron a la reunión el director insular de residuos, Alejandro Molowny, y parte de su equipo técnico.

En el encuentro, la consejera aseguró que “la economía circular no es solo que nosotros reciclemos, sino que desde la mano del gobierno y del cabildo fomentemos la empresas recicladoras en nuestras islas, porque lo que es ineficiente desde el punto de vista ambiental es que no podamos darle una nueva vida a los residuos, por lo que tenemos que crear una industria del reciclaje en Canarias”, afirmando que “esto es un esfuerzo que tiene que partir de la mano de la coordinación entre los cabildos y del Gobierno de Canarias”.

En el marco de esta reunión se comentaron diversas cuestiones, como la revisión de la Estrategia de Economía Circular 2021-2030 y sus distintos planes, así como la futura Ley de Economía Circular. Según explicó Montañes, “en la actualidad existen muchas acciones destinadas a conseguir esa circularidad de la economía que se tienen que ejecutar de forma coordinada, sin esperar a contar con una Ley”, apuntando que “estas medidas deben ser lideradas por la Consejería de Transición Ecológica y Energía, implicando al resto de áreas del gobierno autonómico, a los Cabildos, ayuntamientos y sectores sociales y productivos, con los que ya hemos mantenido más de una treintena de reuniones”.

Finalmente, el director general abordó el tema de la futura Ley, asegurando que el actual Anteproyecto de esta ley “no cuenta con la seguridad jurídica necesaria, como también ha puesto de relieve el dictamen del Consejo Consultivo sobre el Anteproyecto de Ley” explicando que “hemos abierto este debate con los cabildos, solicitando las aportaciones necesarias que recojan las singularidades de cada realidad insular, así como la creación de sinergias con que nos ayude a hacer un texto normativo más realista, ágil y útil”.