Acuerdo en la COP28, Refugiados, Gaza… Las noticias del miércoles

El acuerdo de la COP28 incluye por primera vez una ruta “para dejar atrás” los combustibles fósiles

Los países reunidos en la COP28 lograron acordar la «transición para dejar atrás los combustibles fósiles». La mención al petróleo, el carbón y el gas, los principales responsables del calentamiento global, es algo inédito en una conferencia de la ONU, pero el acuerdo se queda corto en exigir su “retirada progresiva”.

«La COP28 también tenía que marcar el final del principal problema climático de la humanidad: los combustibles fósiles y su contaminación que está haciendo arder el planeta. Aunque en Dubai no pasamos totalmente la página de la era de los combustibles fósiles, este resultado es claramente el principio del fin«, dijo Simon Stiell, el responsable de cambio climático de la ONU.

En reacción al documento final, el Secretario General señaló que la mención de los principales contribuyentes al cambio climático llega después de muchos años en los que el debate sobre esta cuestión estuvo bloqueado.

«A aquellos que se opusieron a una referencia clara a la eliminación progresiva de los combustibles fósiles en el texto de la COP28, quiero decirles que la eliminación progresiva de los combustibles fósiles es inevitable, les guste o no. Esperemos que no llegue demasiado tarde», añadió António Guterres.

Estaba previsto que la COP28 se clausurara el martes, pero las intensas negociaciones nocturnas sobre un llamamiento a «reducir» o «eliminar» los combustibles fósiles se prolongaron hasta la madrugada del miércoles.

Este fue el principal punto de fricción entre los países vulnerables al cambio climático y las naciones que producen petróleo.

Los negociadores de la COP28 también acordaron compromisos para triplicar las energías renovables y duplicar la eficiencia energética para 2030, y avanzaron en relación con la adaptación y la financiación.

El Foro Mundial de los Refugiados busca soluciones para 114 millones de desplazados

Refugiados registrándose tras llegar a Goris, Armenia.

El Foro Mundial de los Refugiados se ha inaugurado este miércoles en Ginebra para buscar soluciones para los 114 millones de personas desplazadas en el mundo.

El Alto Comisionado Filippo Grandi pidió que, aunque la atención del mundo esté ahora en la “catástrofe mayúscula” de Gaza, no se pierdan de vista otras crisis “acuciantes”, como los conflictos de Sudán y Ucrania, al igual que crisis prolongadas como la de los rohinyás, la situación en Siria, Afganistán o “los dramáticos flujos de población a través del continente americano”.

“A veces es fácil olvidar que el desplazamiento forzado también sigue siendo un problema sin resolver que nos concierne a todos, y no sólo cuando vemos imágenes de flujos masivos o cuando los refugiados llaman a nuestras puertas. Y que -como otros retos globales- se ve dificultado por una comunidad internacional cada vez más dividida”, sostuvo Grandi.

“El orden civil en Gaza se está desbaratando”, advierte el responsable de UNRWA

Las personas que huyen de los combates en Gaza siguen buscando lugares seguros donde refugiarse en el enclave.

© UNICEF/Eyad El Baba

El responsable de UNRWA, la Agencia para los Refugiados Palestinos, también participó en el foro donde aseveró que la situación en Gaza “es inhumana y el orden civil se está desbaratando”.

Philippe Lazzarini, que acaba de visitar la Franja, describió lo que vio como “infernal”. Destacó que a los palestinos se le “acaba el tiempo y las opciones”, y advirtió que “no es realista pensar que la gente seguirá siendo resistente ante condiciones inhabitables de tal magnitud”, “especialmente cuando la frontera está tan cerca”.

Los refugiados palestinos, añadió, necesitan una solución justa, no sólo ayuda.

“Hoy se sienten abandonados por la comunidad internacional. Se sienten traicionados cuando el mundo no actúa ante una de las peores catástrofes humanitarias de nuestro tiempo en Gaza. Ahora creen que las vidas humanas no son iguales y que los derechos humanos no son universales. Es un mensaje peligroso y tendrá graves repercusiones”, alertó.

El hambre puede provocar una catástrofe en varias regiones de Sudán en 2024

Niños y mujeres hacen cola para recoger agua limpia y potable de un camión cisterna en la ciudad de Zalingei, en Darfur central.

© UNICEF/Tariq Khalil

Varias regiones de Sudán corren un alto riesgo de caer en condiciones catastróficas de hambre el próximo año, advierte el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Sudán se enfrenta a una crisis de hambre cada vez más grave tras casi ocho meses de conflicto. Un nuevo análisis de la seguridad alimentaria en Sudán muestra los niveles más altos de hambre jamás registrados durante la temporada de cosechas (de octubre a febrero), un periodo en el que suele haber más alimentos disponibles.

Si las agencias no pueden acceder a la población en zonas como Jartum, Darfur y Kordofán, el hambre podría alcanzar proporciones “catastróficas”.

El Programa pide “urgentemente a todas las partes en conflicto una pausa humanitaria y un acceso sin restricciones para evitar una catástrofe de hambre en la próxima estación de escasez”.